"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

El regalito de Vitrasa que el Concello de Vigo debe mantener ahora...

Este tranvía lo regaló Vitrasa a la ciudad de Vigo como adorno y "reconocimiento a los tranvías que circularon por la ciudad". Vitrasa -que llegó para hacer desaparecer el tranvía vigués-... tantos años después hizo presente su reconocimiento al servicio de tranvías desaparecido. ¡Qué divertido!.

Pero don Abel se hizo la foto con el regalito de Vitrasa que tenía su aquel... porque este tranvía no es uno de los que en Vigo hubo antaño, reconstruído, no... Es un tranvía portugués comprado a precio de orillo por los de Vitrasa y repintado con los colores de los antíguos "Tranvías Eléctricos de Vigo". Ni más, ni menos... Pero don Abel salió en la placa de bronce para la posteridad, que es lo que importa.

Pasado un tiempo, don Abel vio que el tranvía que nos ocupa comenzaba a deteriorarse, al estar permanentemente a la intemperie. Entonces inventó un plan : 120.000 euros y que una empresa haga para que esto ahí, no se deteriore; pongan una funda de metacrilato, lo que sea para ... Pero que si quieres arroz, Catalina. No hay interesados en hacer algo ahí que sirva para proteger el tranvía... de modo que se ha dicho que la Junta de Gobierno Local declaró desierto el concurso de 120.000 euros para la instalación de una cubierta ornamental.

La Junta de Gobierno Local declaró desierta la convocatoria después de que no se presentara ninguna empresa para optar a un contrato de 120.000 euros. El alcalde Caballero anunció que volverán a convocar el concurso, pero de momento el gobierno local no ha adoptado ninguna decisión al respecto. Mientras tanto, este elemento patrimonial continúa deteriorándose poco a poco por permanecer expuesto a las inclemencias del tiempo. El óxido sigue avanzando y la pintura se está desconchando. Unas vallas provisionales impiden que nadie se pueda subir al tranvía...
Foto : Norberto Nascimento