"A criatura revolta-se contra o criador" : se tambalea el Gobierno socialista português (en minoría)

Portugal está al borde de la ruptura política entre la mayoría de izquierdas que sostiene al gobernante Partido Socialista del primer ministro Costa. El radical Bloco de Esquerdas y los comunistas del PCP y sus coaligados de "Os Verdes" ya anunciaron en las últimas horas su intención de no aprobar esta semana los presupuestos del Estado para 2022, lo que -en buena lógica- debería de suponer la caída del Gobierno Costa y la convocatoria de elecciones anticipadas.

“Ou há Orçamento ou avanço para o processo de dissolução da Assembleia da República”, anuncia el Presidente Rebelo de Sousa

Es curioso : los del Bloco de Esquerdas y los del PCP no pusieron tantos problemas -en la práctica apoyaron- dos presupuestos anteriores del Gobierno Costa, mientras que para aprobar este -bastante más progresista y que debería de ser más del agrado de los integrantes de la llamada geringonça- tanto Bloco como PCP se han descolgado con una serie de exigencias radicales -en la práctica muchas de ellas innegociables o inasumibles- que bien pueden suponer el fin del actual gobierno portugués.

Como decía horas atrás la fina analista que es Fátima Bonifacio : "Costa ter-se-á sentido liberto da “geringonça” e desatou a governar como se tivesse maioria. As criaturas desataram a resmungar e transformaram-se em oposição. É neste clima de fricção e animosidade que chegamos à discussão do OE 2022".

Lo cierto es que con solo un día por medio para poder negociar a la desesperada y con casi todos los analistas políticos dando por hecho que no habrá acuerdo presupuestario, para salvar al Gobierno en minoría que Costa preside, hará falta un milagro político de última hora; o que los del Bloco de Esquerdas recapaciten y piensen que, en una de estas, en elecciones anticipadas, el pueblo portugués -que suele ser bastante sensato- puede pasarles la factura de la inestabilidad que en el país puede crearse en los meses venideros y arrinconarles ya políticamente de una vez y por todas, después de que en las recientes municipales ya les han hecho -y bastante- morder el polvo.

Clima, en todo caso, de máxima expectación política, el que había en la noche de este lunes, en Portugal, mientras cerca de las 23 horas, el Gobierno que preside António Costa seguía reunido de urgencia tras la convocatoria hecha por la tarde por el primer ministro cuya silla se tambalea...

António Costa, primer ministro portugués



Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica