Al senador Javier Guerra no le huele muy bien lo de los fondos europeos...

El senador del PP por Pontevedra Javier Guerra defendió hoy ante el pleno del Senado una moción que insta al Gobierno a que coordine el objetivo de una recuperación justa para que todas las personas tengan acceso al crecimiento económico. El texto de la moción señala que el Gobierno es consciente de que los presupuestos de Estado “carecen de un cuadro macroeconómico realista y que tiene como consecuencia que las previsiones presupuestarias que se realicen en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado y la satisfacción de las necesidades territoriales que demandan los españoles no se puedan ver cumplidas”.

Javier Guerra señaló que los fondos Next Generation, unidos a los fondos estructurales, representan una oportunidad histórica “que trasciende el periodo de gestión del actual bigobierno”. En este sentido, recordó que no se trata “de una ayuda al Gobierno, sino un apoyo a una nación”.
Para el senador popular, la recuperación no se debe afrontar, como en ocasiones anteriores, como una planificación para la recuperación del consumo o del empleo, sino que debe ir más allá. Se trata, dijo, de “crear un nuevo marco económico cuyos retos principales son la transformación digital, el desarrollo sostenible y la cohesión territorial”.
Para lograr esos objetivos, el senador popular reclamó una planificación “que no se puede construir de arriba a abajo, con un planteamiento opaco y dirigista, sino que debe cimentarse desde abajo, desde el conocimiento y la cercanía a la sociedad que pueden aportar las Comunidades Autónomas y las Administraciones Locales.
 
Javier Guerra citó como ejemplo el reto establecido por Europa de que en 2025 el 100 por ciento de la población tenga internet de banda ancha ultra-rápida y que el Gobierno de España ha asumido en solitario. Recordó que la Xunta de Galicia ha trasladado sin éxito en numerosas ocasiones las prioridades específicas de un territorio que concentra más del 40 por ciento de los núcleos poblaciones de España, con un alto grado de dispersión. Añadió que, sin cogobernanza y colaboración, alcanzar el objetivo “será imposible”.
Citó también varios ejemplos que afectan a la ciudad de Vigo, como el retraso en la construcción de la subestación eléctrica que la industria de la automoción necesita para mantener la competitividad. Se refirió también al sector naval y a la negativa del Gobierno a aceptar el reto lanzado por Portugal de plantear su salida hacia Europa por Vigo y el Arco Atlántico.
El senador popular advirtió que el dinero que llegará de Europa no puede ser destinado “a hacer un plan E inútil, como el de Zapatero” ni a ayudar al Gobierno “a mantenerse en su silla”.
Para ello, culminó, es necesaria una mayor transparencia, un esquema real de cogobernanza y una mayor implicación del sector privado y la industria “para lograr un reparto justo y equitativo”.



Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica