Cuando millones de españoles comienzan a cabrearse muy seriamente...

Hay enorme indignación hoy en media España; y notoria preocupación en la otra media. No es para menos... La gente empieza a estar ya del Escrivá y sus adláteres hasta el gorro, por los tremendos dolores de cabeza que levantan cada vez que hablan... de las pensiones.

Lo último que se le ha ocurrido a este personaje-ministro es recortar aún más las pensiones, eliminando una paga extra de las dos que se perciben, a partir del 2033... Y hoy es portada el asunto en los periòdicos. Y la cabeza le hierve a los jubilados que actualmente perciben las dos pagas extras al año y a los aún no jubilados pero que en próximos años se jubilarán.

Hay hoy, en España, un clima generalizado de indignación. Porque estos demagogos son los mismos que hablaban de garantizar en la Constitución las pensiones como un sagrado derecho intocable... ¡Valiente tropa!.

No hay más soluciones para la cabeza de esta gente, cara al futuro de las pensiones.... que el recorte... No hay más solución en sus mentes, mientras se derrocha el dinero público en mil cosas, cada vez más y más, que -esas sí- bien podrían recortarse y destinar esos dineros precisamente a pensiones. Pero aquí no, aquí lo que priva es AVE -con el gasto multimillonario que supone-, las constantes duplicidades entre administraciones, el número cada vez mayor de políticos, estampilleros, chiringuitos, organismos, subvenciones, etc. etc. etc. Y se podría seguir hablando de mil y mil cosas. 

Que quienes han trabajado toda su vida y ahora se encuentran en los años finales de su vida, tengan que levantarse cada mañana sobresaltados, a ver cual es la última ocurrencia (amenaza para su futuro cercano) a cargo del Escrivá de servicio, es algo intolerable. Por eso es muy lógica la indignación y el cabreo que, este jueves, en millones de españoles existe.


En "La Voz de Galicia"


Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica