Galicia y Portugal colaborarán en el imprescindible control de los moluscos bivalvos

La conselleira del Mar visitó en Lisboa el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera

Galicia y Portugal estrechan lazos e intercambian experiencias para reforzar el control de moluscos bivalvos

Rosa Quintana destacó el sistema gallego de control de moluscos bivalvos desarrollados por el Intecmar, que es el laboratorio nacional de referencia en el control de biotoxinas marinas en el marco de un convenio de colaboración con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición y un referente internacional en la materia







El IPMA se encarga del control de las zonas de producción de moluscos bivalvos en Portugal, una función que, como la del Intecmar, es clave para garantizar la trazabilidad y la calidad de los recursos y su llegada al comprado con todas las garantías higiénico-sanitarias

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, acompañada por la directora del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), Covadonga Salgado, visitó hoy el centro que el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera (IPMA) tiene en Algés, en el distrito de Lisboa, donde mantuvieron una reunión con sus representantes. Allí ambas partes pusieron de manifiesto la importancia de intensificar y reforzar la colaboración entre Galicia y Portugal en materia de control de moluscos bivalvos con el objetivo de garantizar las condiciones higiénico-sanitarias de estos recursos y salvaguardar la salud pública.

Dentro de esta labor, destacó la conselleira del Mar, Galicia, gracias al Intecmar, es un referente internacional y cuenta con más de 25 años de experiencia en la materia y con instalaciones, equipaciones y personal calificados para la realización de análisis en moluscos bivalvos. De hecho, añadió, el Intecmar asumió el papel de laboratorio nacional de referencia en el control de biotoxinas marinas en el marco de un convenio con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) para colaborar en esta materia.
Esta función del centro dependiente de la Consellería del Mar, subrayó Rosa Quintana, incluye el intercambio de experiencias y el asesoramiento con otros centros como el Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera, que depende del Estado luso y que se dedica a la investigación relacionada con el ámbito marino, la climatología y la agricultura, entre otros aspectos. Este centro portugués cuenta con un sistema de monitorización de moluscos bivalvos que le permite establecer el estado de las zonas de producción marisquera. Una red de control con la que también cuenta Galicia gracias a la labor del Intecmar que inició su actividad en 1992 como Centro de Control del Medio Marino de Galicia.
Las funciones que desempeñan ambos centros, señaló la conselleira del Mar, son fundamentales para garantizar la trazabilidad y la calidad de los moluscos y su llegada al mercado con todas las garantías higiénico-sanitarias. De ahí, destacó Rosa Quintana, la importancia de sumar esfuerzos en este ámbito teniendo en cuenta además que tanto Galicia como Portugal exportan estos recursos.
En este sentido, la titular de Mar puso en valor la cadena de seguimiento de los productos del mar de Galicia y los rigurosos y exhaustivos controles que desarrolla el Intecmar para garantizar el cumplimiento de las normas relativas a la producción de moluscos. Este trabajo de control de las zonas de producción mediante el que se establece su cierre o apertura en función de su situación, añadió, permite garantizar que el producto es apto para el consumo.
Dentro de este cometido de prevención y de defensa de la seguridad alimentaria también es clave la concienciación de la sociedad, destacó Rosa Quintana. Por eso desde la Xunta siempre se pide a la ciudadanía que no compre producto fuera de los canales legales de comercialización pues el consumo de marisco extraído y comercializado de manera ilegal puede suponer un riesgo para la salud al no haber pasado ningún tipo de control que lo avale.

En esta línea, la visita al centro que el IPMA tiene en Algés sirvió también para analizar la necesidad de reforzar la colaboración entre España y Portugal con el objetivo de frenar la entrada en el mercado español de moluscos bivalvos procedentes de la costa lusa obtenidos de forma irregular y que carecen de las garantías higiénico-sanitarias exigidas.
La titular de Mar recordó que el Servicio de Guardacostas de Galicia y el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del estado realizan un importante esfuerzo para impedir la entrada de este tipo de productos en la comunidad -lo que permitió decomisar importantes cantidades de producto ilegal en el último año- y reafirmó el compromiso de colaboración de la comunidad con las autoridades lusas para avanzar en este ámbito.

El Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino realiza labores de control sobre las condiciones oceanográficas, el fitoplancton, las biotoxinas marinas, la contaminación química y los relacionados con el ámbito microbiológico. También trabaja en el seguimiento y control de las patologías en moluscos bivalvos al tiempo que desempeña funciones relacionadas con la observación del océano y la lucha contra la contaminación marina accidental así como labores de apoyo científico y técnico en las emergencias marítimas.
Su principal cometido es dar cumplimiento a la legislación vigente en materia de calidad de la producción de moluscos y otros organismos marinos y contribuir a proteger y mejorar la calidad del medio marino. Para eso realiza análisis anuales y controles diarios sobre los moluscos bivalvos del litoral de Galicia con el objetivo de garantizar la seguridad alimentaria.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica