La Biblioteca del Estado, la Estación... Vigo va construyendo su futuro con soluciones de medio pelo

El alcalde Caballero parece sonreír ante lo que el ministro Iceta le cuenta...

Años y años dando vueltas al asunto de la Gran Biblioteca Pública del Estado para Vigo. Años y años de una ineficacia más que ostensible en este dossier tan decepcionante...

Años y años contando cuentos. Ya viene, ya viene, ya viene... El tiempo pasó. Y ahora, aún, a vueltas andan con la historia de la Gran Biblioteca Pública para Vigo.
La última historieta sobre este asunto tiene marchamo de un proyecto que propone el Estado para Vigo que reduce esta expansión cultural prevista... a la mínima expresión. Vigo es la ciudad más grande de Galicia, pero no lo parece. Al menos por el trato que recibe.

Son muchos años reclamando la ciudadanía en voz alta -aunque el señor Alcalde, cuando gobiernan los socialistas en Madrid, suele estar afónico- a la espera de que a Vigo la dotasen con una Biblioteca del Estado al nivel que la ciudad merece y necesita. 

Pero todo parece indicar que lo dispuesto por el Gobierno Sánchez "ni se acerca para cubrir las necesidades presentes y futuras de Vigo y de su área metropolitana", explicaba aún estos días un entendido en la materia. Y es que el Gobierno central quiere ajustar a la baja la ambiciosa propuesta que había para que Vigo contase de una vez y por todas con tan necesaria dotación.

De unos 8.500 metros cuadrados quieren que se construya la mitad... lo que dejaría en ridículo y humillación a Vigo si lo comparamos con los espacios de los que ya disfrutan otras ciudades gallegas donde tienen Biblioteca del Estado. Es algo harto lamentable pero... como hace unas horas destacaba un analista "una injusticia que Abel Caballero no solo no cuestiona, sino que aplaude. Defender los intereses de los vigueses ante Pedro Sánchez es menos interesante para él que enfrentarse al Gobierno autonómico, aunque para ello tenga que inventarse los motivos".

Vigo va construyendo así su futuro, con proyectos y obras de medio pelo... En vez de tener una gran estación de tren que sirviese -como estación pasante- de verdadero eje de comunicación ferroviaria enlazando con 3 vías importantes : una hacia Portugal, otra directa hacia Ourense-Madrid, otra hacia Santiago-A Coruña (el Eje Atlántico)... en vez de eso, tiene un gran centro comercial y en sus entrañas una estación ferroviaria de medio pelo mientras en el aire permanecen las tan necesarias y urgentes soluciones a los enlaces con Portugal y con Ourense/Madrid directo a través de una Salida Sur que ni siquiera sabemos si se hará... en medio de tantas dilaciones y estudios prometidos.

Pero situaciones tan escandalosas como la del tren, por lo que se observa, se van repitiendo en Vigo. El alcalde, tan agresivo con la Xunta, a la que da bofetadas hasta en el carnet de identidad, aparece permanentemente colaboracionista y corderito con el Gobierno central. Es algo que no pasa desapercibido a los ciudadanos que no ven la realidad con gafas deformadas o de visión en un solo sentido. Por eso, publicaciones como "Vigo Hoy" denunciaban hace unas horas el asunto de la Biblioteca del Estado, advirtiendo sobre la actitud de Caballero que "El alcalde alardea de lo que sería un auténtico fiasco, pues el edificio que propone el Estado nacería con importantes carencias. De hecho, dispone de apenas 1.000 metros cuadrados más que la biblioteca Juan Compañel, cuyos depósitos están saturados y ya no es capaz de cumplir con las demandas sociales de puestos de consulta y lectura, de actividades ni de eventos de más de 30 personas, así como tampoco puede realizar exposiciones. Cabe recordar que la Xunta ofreció en su día un edificio de 12.000 metros cuadrados en los actuales juzgados. La propuesta fue rechazada en favor de un espacio nuevo, pero la parcela cedida por el Concello solo permite una construcción de 4.000 metros cuadrados. El desinterés del Estado por este proyecto ya quedó reflejado en sus Presupuestos Generales para 2021, en los que tan solo figuraba una partida mínima de 100.000 euros para esta infraestructura...."

Lo dicho : así va construyendo Vigo su futuro, con una falta de gestión alarmante, y una evidente falta de peso específico para que la deuda histórica -como en el caso de la Biblioteca del Estado- se pague y no se salde con soluciones de tres perras gordas. Lo peor es aún tener que recordar que el alcalde Caballero lleva mareando esta perdiz de la Biblioteca desde hace 14 años.... catorce años, que ya se dice pronto. 14 años para acabar diciendo si bwana a la tijera recortadora del Gobierno central.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica