Mientras desatiende las necesidades básicas ferroviarias, Renfe quiere llevar el Ave al Canal de la Mancha

Media Europa ferroviaria está con la boca abierta... comprobando cómo la Renfe desatiende las necesidades básicas españolas en lo que al tren convencional y de cercanías/media distancia se refiere, mientras se obceca en echarse por el Mundo adelante con sus Ave´s...

La revista francesa "la Vie du Rail" destacaba eso en las últimas horas...

Renfe se prepara para su llegada a la línea París - Londres. De hecho, la empresa ferroviaria española ha " iniciado contactos preliminares para poder competir " en esta línea Eurostar, la filial del 55% de SNCF, dijo a AFP, confirmando información del diario español El País del 25 de octubre.

"En la actualidad, existen espacios disponibles y la capacidad de operar " en este eje, agregó Renfe, añadiendo que se ha llevado a cabo un estudio de mercado que muestra que sería "útil" para la empresa llevar allí sus trenes de alta velocidad.

La línea de alta velocidad entre París y Londres, actualmente operada por Eurostar, conecta las dos capitales en 2 horas y 15 minutos a través del Túnel del Canal de la Mancha, inaugurado en 1994. Antes de la pandemia, era utilizada por nueve millones de personas cada año. La compañía española prevé operar en esta línea con “sus propios equipos ”, partiendo de “un mínimo de siete trenes”. "En un segundo paso, el servicio podría extenderse a la red francesa y destinos internacionales ", indica la empresa española.

Según la compañía, el acceso de Renfe al mercado francés se vería efectivamente "facilitado", porque se beneficiaría del apoyo de Eurotunnel, filial del grupo Getlink que gestiona el Túnel de la Mancha, actualmente "muy interesada en el desarrollo del proyecto...".

La compañía española anunció en julio de 2019 su deseo de entrar en el mercado francés, ahora liberalizado, mediante la circulación de trenes de alta velocidad entre Marsella y Lyon. Desde entonces ha denunciado "muchos obstáculos " que frustran sus deseos.

La decisión de Renfe llega en un momento en el que SNCF se lanza al mercado español, inaugurando en primavera una línea de bajo coste Ouigo entre Madrid y Barcelona. El grupo francés ha invertido en él unos 600 millones de euros.





Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica