"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Palo tras palo, el tren convencional sigue pisoteado...

El tren de cercanías en España sigue siendo el patito feo para Renfe. Lo que le interesa a sus directivos es el AVE, la larga distancia (y nada de trenes de noche), ir a poner el AVE a los árabes, etc. etc. etc. Se siguen sucediendo, bajo la disculpa de que no tienen maquinistas, recortes y más recortes en los servicios tan necesarios para el público de a pie, el que sale de casa a las 6 de la mañana para ir a trabajar a pocos kilómetros de su domicilio... Ese tren convencional sigue maltratado, recortado, apaleado... Con la disculpa que les de la gana, pero la realidad es la que es.