Solo puede decirse engañado un ciego que no vea la realidad diaria...

Hace poco... muy poco, sorprendentemente -porque los hechos muestran lo contrario- con motivo de su reelección como mandamás del BNG, la señora Ana Pontón soltó una historia referida a que su formación -vino de decir- no era independentista, que no iba por ahí, que lo suyo era un "soberanismo" tal y cual (chámalle equis!), etc. etc. etc. La predicación buscaba, sin duda, calar en los incautos que pudiesen ser catequizados (habrá quien diga que engañados). El caso es que... han pasado muy pocas fechas desde aquella historieta del no somos independentistas (¡Otan, de entrada no!, decían aquellos socialistas que al poco tiempo hacían lo contrario). Y ya ven... el Bloque apoyando la independencia del País Vasco. Como antes apoyó lo de Catalunya, etc. etc. etc. Solo puede decirse engañado un ciego que no vea la realidad diaria. E o resto são cantigas...!



Artículo Anterior Artículo Siguiente
"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica