"Braga de Carvalhal" cosecha otra goleada-récord y se queda fuera de la final-four de la Taça da Liga

Boavista F. C.

El Sporting de Braga cayó estrepitosamente goleado, 5-1, en el campo del Boavista, en Porto, en el decisivo partido de la fase de grupos de la Taça da Liga,
donde el Braga necesitaba ganar para poder clasificarse para jugar la final-four de dicha competicion, que habrá de jugarse en el mes de enero en la localidad de Leiría.

El Braga fue materialmente ridiculizado por un modesto, el Boavista, que cosechó así su mejor victoria, en categoría importante, en partido oficial disputado ante el Braga. La derrota por 5-1 la atribuyó el entrenador del Braga, Carlos Carvalhal, a una mala noche y -dijo- no sabiendo a qué podía atribuir tal colección de errores mostrados por el equipo arsenalista. Si el entrenador que los dirige no sabe qué sucede, pone cara de circunstancias ante la tele, dice que hay que hacer reflexión y examen para ver qué ha fallado... bastante poco cabe hacer, sino invitar a este buen hombre a que presente la dimisión o cesarle antes de que sea demasiado tarde, pensaban esta noche no pocos aficionados del Braga.

Y es que el Braga, que no hizo precisamente mala temporada en la anterior (ganó la Copa de Portugal, jugó la final de la Taça da Liga, y tampoco hizo un mal campeonato...) anda renqueante en esta temporada. No está cumpliendo con lo que de este equipo se esperaba... 

Arrojó la toalla a poco de comenzar el campeonato de Liga, de manera que -a diferencia de otras temporadas- no es el cuarto equipo importante en liza, no molesta para nada a los otros 3 tradicionales que ocupan los lugares de cabeza y a los que de vez en cuando antes daba el susto de quitarles el tercer puesto, o incluso alguna vez el segundo... 

En la Taça da Liga al Braga, que era cabeza de serie en el sorteo de los grupos, se le exigía estar en la final-four. Ha fallado estrepitosamente en esta aspiración en la Copa de la Liga. 

En la UEFA Europa Legue le tocó un grupo claramente asequible y se clasificó segundo en la fase de grupos, pasando por los pelos casi... cuando le correspondía, por calidad superior respecto a los otros 3 rivales, haber sido primero; segundo fue y perdiendo así unos cuantos millones en premios UEFA que al club -tan necesitado de dinero- le habrían venido de fábula... 

Este Braga 2021-2022 está mostrándose claramente inferior al de la temporada pasada. El entrenador es el mismo, pero dicen sus detractores que se ha vuelto acomodaticio; tiene además una serie de jugadores "intocables", a los que da siempre lugar fijo en las alineaciones -algunos de ellos cedidos de otros clubes-, cuando su rendimiento aconsejaría tenerles en el banco de los suplentes. Mientras tanto, va pasando el tiempo y el claro arrinconamiento de algunos otros jugadores -que incluso han costado al club sus buenos dineros en fichajes- parece notorio. Y aunque las que se suponen tensiones-divisiones no trascienden, salta a la vista que los tics del entrenador han creado diferencias en un plantel que... no está dando el rendimiento que cabía esperar. Y en eso, obviamente, la gestión del entrenador puede que esté dejando mucho que desear creen cada día que pasa más socios del club arsenalista...

Con una asistencia de espectadores muy pobre comparado con anteriores temporadas, con el problema añadido de que la dirección del club no quiere cerrar el aforo del estadio a un total de 5.000 espectadores máximo presentes y así sortear la exigencia de la Autoridad Sanitaria de test covid para entrar en el estadio a cada uno de los aficionados... (el resultado es presencias de unos 3.000 espectadores tan solo en los últimos partidos como máximo), Carvalhal -el entrenador- tiene a su favor que no habrá apenas algarabía el próximo domingo exigiendo su cese, a poco que el equipo no funcione ante el paupérrimo Belenenses.

Nadie sabe si el presidente António Salvador tomará la decisión de enviar a casa a Carvalhal (que tiene contrato hasta el 30 de junio próximo), o esperará a ver si el próximo día 23, en Vizela -a partido único- el equipo salva o no la eliminatoria de la Copa de Portugal... La tensión entre los adeptos del Braga es notoria; algunos todavía defienden la labor del técnico, pero son cada vez más los desencantados. 

De Brasil llegaban días atrás rumorologías, alentando la especie de que el Flamengo querría contratar a Carvalhal y llevárselo en el mes de enero. Hasta hoy, los anti-Carvalhal decían que eso era estupendo, que así, llevándose los brasileños al entrenador se acabaría el actual problema del Braga. Tras el 5-1 cosechado esta noche en el campo del Boavista, aquellos adeptos del Braga están doblemente tristes : primero por la escandalosa derrota y las consecuencias de no poder jugar la final-four de una competición en la que el Braga ha obtenido ya dos títulos... pero después porque con la vergonzosa imagen que el Braga de Carvalhal ha dado en el estadio do Bessa, va a ser muy difícil -por no decir imposible- que un dirigente del Flamengo en su sano juicio deportivo concrete ahora mismo una oferta para contratar a Carlos Carvalhal.

Lamentablemente, "fútbol es fútbol", que decía el inolvidable Vujadin Boskov.

Con todo merecimiento, Boavista se clasificó para la final-four de la Taça da Liga