"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

La merienda de negros del tren en Galicia, el señor Feijóo, "la competencia"...y "el camello" Vigo-Porto

El presidente de la Xunta va a pedir a la ministra que manda en eso de las infraestructuras ferroviarias que se gasten 35 millones y así se transforme la vía nueva de ancho ibérico, que existe entre Ourense y Santiago, en vía de ancho europeo. 

¿Para qué?. Para que el modelo de tren AVE actual que finaliza recorrido en Ourense pueda llegar hasta Santiago mismo y así la Renfe en vez de poner los modernos "Avril" pueda poner hasta Compostela algún recauchutado de los modelos de "Ave" actuales. Y, sobre todo, que las compañías de la competencia de Renfe, que usan solo modelos de trenes "aves" de ancho europeo (los del Ouigo francés y los otros "italianos" de Ilsa), se animen a poner trenes de esos hasta Galicia contando con una línea completamente "europea" entre Madrid y Santiago...

Esto es lo que el señor presidente de la Xunta va a pedir a la señora ministra, aunque el diario La Voz de Galicia, que hoy destapa el asunto, va más allá y habla de que el titular del Gobierno autonómico pedirá también -aparte de eso- a la señora ministra fechas y calendario para transformar la nueva vía ferroviaria del llamado Eje Atlántico (A Coruña-Santiago-Vigo) que es actualmente en ancho ibérico, en vía de ancho europeo... 

Feijóo dice -según "la  Voz"- que transformar la vía de ancho ibérico en ancho europeo "es bueno para la competencia entre compañías ferroviarias"... Ese es el argumento del señor presidente. Nosotros lo dejaríamos en solamente un es bueno para "la competencia"... (no sé si me explico).

A primera vista, el asunto aún tendría un pase. Pero si pensamos un poco más y tratamos de ver los intereses generales de Galicia -y no los de la "capital" compostelana- la cosa puede ya cambiar un poco...

Feijóo, con su exigencia a la ministra, está a labrar el terreno a las empresas privadas que pretenden ser competencia de Renfe... Es decir : aquellas serían ahora mismo las únicas beneficiarias de esta maniobra ferroviaria de cambiar ya el ancho de vía... Y al beneficiar a esos señores (que son bastante ajenos a los intereses reales de Galicia, por cierto) se estará perjudicando muy directamente los intereses de la Galicia Sur y del Norte de Portugal, esperanzados aún de que en el 2030 haya una línea de tren rápido entre Porto-Braga-Vigo pero con la idea de llevar ese tren por toda la fachada atlántica hasta Santiago y A Coruña, de modo que se haga posible un tren A Coruña-Santiago-Vigo-Braga-Porto-Aveiro-Lisboa... ¡ahí es nada!. Pero si le cambiamos el ancho a la vía para favorecer a los de "la competencia" que viene de Madrid, estaremos j...endo el soñado -y factible- tren entre A Coruña y Lisboa.

Si el tren que venga de Portugal -al entrar en Galicia- se topa con que el señor Feijóo y la señora ministra han cambiado el ancho de vía y ya no valen los trenes con "bitola ibérica"... acabaremos por hacer un pan como unas hostias. 

Hay que tener mucho cuidado con lo que se hace, porque mire usted, señor Feijóo : si por arreglarle la vida a los señores de Santiago -que en el fondo es lo que a ustedes más les preocupa- y por ende A Coruña, vamos a complicarle la vida a los del Sur -que ya están hasta las pelotas de su marginación ferroviaria-, me parece que vamos a liarla y bien liada.

Dicho de otro modo : si a los de "trene-italia" (o como se llamen los Ilsa esos, aliados del Air Nostrum) y los del Ouigo (los franceses de la SNCF) no les da la gana de poner trenes con la tecnología "Avril" como va a poner Renfe a fin de este año... Si "la competencia", como usted dice, no espabila y no quiere adaptarse a lo que hay (el ancho ibérico), cuando puede perfectamente hacerlo comprando a Talgo unos cuantos trenes, será su problema, ¿no?... Pero no es para que usted vaya ahora de prisa y corriendo a ver a la ministra a pedirle que gaste 35 millones y solucione así los problemas de "la competencia" de Renfe...

La información que a todo trapo hoy publica "La Voz de Galicia", a quien viva en el àrea de Vigo y entienda algo en materia ferroviaria, tiene que sonrojarnos... Porque, ¿sabe usted, señor Feijóo? : con 35 millones, se podía haber construido -y lo explicamos con todo detalle aquí hace tres años, en el "Rías Baixas Tribuna"- un by-pass en la zona de Os Valos-O Porriño que permitiría meter directamente los trenes que viniesen de Portugal y de Ourense (por la vía del Miño) en la nueva estación de Vigo-Urzáiz. Era una solución transitoria, sí, pero que supondría ahorrar cuando menos un cuarto de hora de viaje en el trayecto Vigo-Porto y otros 15 minutos en el trayecto Vigo-Ourense (por el Miño)... ¡ahí es nada!.

Y con esa solución transitoria podríamos ir aguantando con cierta dignidad, en los próximos 10 años (sería como gastar/invertir en ello 3,5 millones/año) a la espera de en 2030 (que será más bien 2032/35 tal y como va esto) tener por el lado português una nueva vía entre Valença y Braga y por el lado gallego/español una Salida-Entrada Sur en Vigo, atravesando en este caso  las montañas viguesas y colocando el tren en un plis-plás en la zona de As Gándaras...

Estimado presidente : usted no movió un dedo, hace tres, cuatro años... para pedirle al Gobierno central (pudo hacerlo antes en su día incluso con la señora Pastor, que la tenía más a mano) que gastase 35 millones y solucionase transitoriamente la grave problemática que Vigo tiene... con un enlace con Portugal tercermundista, y con un abandono vergonzante y escandaloso de la vía del Miño, dejando sin tren practicamente, a todas esas poblaciones ribereñas como Guillarei, As Neves, Arbo, Salvaterra, Crecente, Frieira, Ribadavia...

Con un by-pass de 35 millones, ir de Vigo a Porto -aunque siguiese siendo en el camello actual- sería 15 minutos menos... Ir de Vigo a todas esas poblaciones de la línea del Miño sería 15 minutos menos... Y si es ida y vuelta en el trayecto, sería media hora menos al día... Pero usted no hizo nada por conseguir eso, por promover y presionar para lograr una solución temporal, que sería en su día sustituida por la Salida Sur, pero que también se podría seguir usando ese by-pass para determinados tráficos...

Al no reclamar ese by-pass de 35 millones para conectar con Vigo-Urzáiz las vías que vienen de Ourense y de Portugal, la Xunta ha colaborado -aunque no desee hacerlo- a que Renfe haya desmantelaedo los servicios en la vía del Miño, a que esos sitios que tuvieron trenes de viajeros ahora no los tengan y que donde los tienen sean tan escasos, uno al día y a mala hora, que ni vale la pena considerar usarlos...

Pero eso sí, señor Feijóo, ahora que está de moda el AVE, ahora que la gaita toca en la estación de Ourense, va usted y se preocupa porque los trenes de "la competencia" de Renfe puedan llegar con sus ejes solamente europeos hasta la estación de Santiago... Ahora va usted y le pide a la ministra que gaste precisamente los 35 milllones que tenía que haber pedido hace años que se gastasen en el área de Vigo... Y lo hace ahora para favorecer a la iniciativa privada y... a Santiago. Porque no cabe otra lectura... por mucho que se disfrace de la "beneficiosa competencia"...

Y mientras, en Vigo seguimos sin un tren decente entre Vigo y Porto, porque tampoco ha movido usted un dedo para presionar a Renfe y al Ministerio, para que colaboren de una puñetera vez con los hermanos portugueses y se establezca desde la lealtad y el pacto serio, un servicio en común que sea digno y atractivo realmente, hasta que un día -esperemos que no sea el día del juicio final- haya una vía moderna y que permita otras rapideces que no las lentitudes actuales. Si hubiese voluntad por parte de todos, Vigo y Porto, con un by-pass de 35 millones en Os Valos y con un pacto de material ferroviario entre Renfe y CP podrían tener -desde hace años- un tren digno, al menos digno, en lugar del atranco actual...

Señor Feijóo : respetando mucho las que no dudo son sus buenas -pero erradas- intenciones, le invito a que se documente, a que abra los ojos, a que se asesore por gente realmente entendida en el asunto; entendida porque lo mama -sí, lo mama- y lo sufre cada día. Y si no tiene nadie más a mano, llámeme que en una horita que me conceda de su tiempo, voy y se lo explico con sumo agrado.

La desgracia de Vigo, ahora mismo, es doble : 

-Por un lado, su alcalde, que ya lo ha demostrado muchas veces, instalado en la grandilocuencia y en el populismo, ni resuelve realmente nada en este asunto ferroviario, ni es capaz de hacer planteamientos serios y con perspectivas de presente y futuro.

-Por otro lado, la Xunta, instalada en Santiago, sigue viendo Vigo -digan lo que digan- como algo mucho más lejano que los 100 kms que separan ambas ciudades... de manera que lo que preocupa es que los de "trene-italia" y "los franceses" tengan vía europea para llegar a Santiago con sus trenes; eso es lo importante ahora mismo para el mundo del ferrocarril en Galicia, es lo urgente desde la óptica de la Xunta.... Pero no es urgente, ni se abre la boca para protestar siquiera, porque el tren esté casi desaparecido de la vía del Miño entre Vigo-Guillarei-Ourense y que el tren Vigo-Porto sea un desastre y un insulto : funciona a apestante diésel bajo un recorrido complemente electrificado... Tampoco es preocupante por lo que se observa que lo de la Salida Sur de Vigo pueda terminar como el rosario de la aurora...

Mientras todo esto sucede, andan por ahí los del Bloque, subidos ahora al reclamo de "un tren galego" que exigen, sabiendo que la campaña activa que realizan les dará réditos... fáciles réditos, porque ni la Renfe, ni el Adif, ni Abel Caballero, ni Feijóo... tienen la preocupación que hay que tener (mucha preocupación) por el desmantelamiento más que evidente del tren en Galicia... Un tren que es mucho más que el AVE en Ourense, los Avril a fin de año en A Coruña y Vigo y... ahora, el señor Feijóo pidiendo el cambio de ancho de vía para facilitarle la vida a la competencia de Renfe.

Era Trillo, Federico, ¿no?, aquel que dijo : ¡manda huevos...!

EUGÉNIO EIROA