La protesta de la AECT Rio Minho sobre los fondos Interreg