Rueda visita Ponte de Barca y vuelve a las proclamas de la cooperación transfronteriza

Vamos a ver si la Xunta, aunque sea poco a poco, va mejorando en su visión de lo que deben ser las relaciones y el día a día entre Galicia y el Norte de Portugal. Ojalá que esta visita del vicepresidente Rueda a Ponte da Barca sirva para mejorar un presente que sigue teniendo serias deficiencias en el modus operandi final...

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, intervino en la localidad portuguesa de Ponte da Barca en la conferencia Cooperación transfronteriza: una agenda de futuro, donde puso en valor el trabajo de la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal para impulsar medidas de cooperación que mejoren la vida de la ciudadanía, sobre todo en la zona de la frontera.

En un encuentro en el que también participó el presidente de la Câmara Municipal de Ponte da Barca, Augusto Marinho, Alfonso Rueda destacó el compromiso de la Eurorregión con el desarrollo de la vecindad y de los agentes implicados tanto en Galicia como en el norte de Portugal desde que, en el año 2010, Xunta y CCDR-Norte pusieron en marcha a AECT (Agrupación Europea de Cooperación Territorial) para trabajar en la planificación estratégica de la Eurorregión. “Fuimos los primeros en poner en marcha una Comunidad de Trabajo y fuimos los primeros en poner en marcha una AECT”, recordó.
En el contexto actual de la crisis se echó mano del nuevo Plan de Inversiones Conjuntas (PIC) 21-27 aprobado este verano con motivo del Plenario de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal. Este documento servirá de instrumento de la programación conjunta de la Eurorregión y se basa en cinco objetivos: trabajar en conjunto para una salida de la crisis, garantizar la cooperación de cercanías, abordar la cooperación atendiendo a la suma de esfuerzos de los actores implicados de las dos regiones, fomentar la participación de la sociedad civil y contribuir a mitigar el desequilibrio territorial.
Son aspectos básicos con los que se pretende construir una Eurorregión más competitiva y conectada que apuesta por la innovación, la digitalización y la internacionalización como instrumentos para la creación de empleo de más calidad, así como una comunidad transfronteriza más ecológica y descarbonizada para afrontar el cambio climático y para una transición justa. La Eurorregión aspira a ser más social, integradora, resiliente y segura para enfrentar el reto demográfico y las amenazas a la salud pública, así como más cohesionada en beneficio de la ciudadanía.

Resolución de problemas en la frontera

Entre las prioridades en los últimos meses figuraron asuntos fundamentales para la población de la zona, como los cierres de la frontera y los problemas que ocasionaron a los trabajadores transfronterizos, de ahí que se había solicitado de nuevo a los Gobiernos español y portugués que se aprobase el Estatuto del Trabajador Transfronterizo, “como les vinimos reclamando desde las Eurorregiones en las cumbres ibéricas”, recordó el vicepresidente primero.
A AECT contribuye también al desarrollo de una cooperación en red que, en el ámbito de la investigación, se traduce en el proyecto Iacobus de cooperación interuniversitaria, mientras que en el ámbito cultural destaca el programa Nortear, que incluye un premio literario para autores noveles, las conversaciones entre escritores de los dos lados de la frontera o los intercambios culturales entre agentes sociales y ciudadanos.
Rueda destacó también las acciones desarrolladas en el campo del turismo, con proyectos como “Facendo Caminho” y otras iniciativas para la promoción del Camino de Santiago en tierras lusas y gallegas.
En el ámbito económico se llevaron a cabo encuentros de sectores productivos que operan en la zona, así como incubadoras de empresas y cooperativas, sin descartar la importancia de los esfuerzos hechos a favor de la homologación de los títulos de Formación Profesional o la participación nos programas B-Solutions en la búsqueda de soluciones a problemas como lo cruce de la frontera de menores no acompañados, la documentación para el tránsito de vehículos profesionales o la armonización de las normas para el teletrabajo.
La Eurorregión confía en beneficiarse de la continuidad de los fondos POCTEP (Programa de Cooperación Transfronteriza Interreg España-Portugal), del que se prevé un incremento de un 11% en su financiación. La anterior convocatoria de esos fondos permitieron captar para la Eurorregión 163 M€ para el desarrollo de 85 proyectos, y Alfonso Rueda llamó la atención sobre el hecho de que ese aumento de capital esté relacionado “con el buen aprovechamiento que en esta frontera estamos haciendo de los fondos comunitarios”.
El vicepresidente primero de la Xunta recalcó que estos resultados no son sólo consecuencia del trabajo institucional, ya que también están implicadas las universidades, el tejido empresarial, los agentes sociales y la sociedad en general a los dos lados de la frontera. “De siempre, la ciudadanía de Galicia y del norte de Portugal vivieron y trabajaron conjuntamente, y más en la zona de la frontera -indicó-. Tenemos elementos de conexión como la lengua y la cultura que nos vinculan desde el pasado y que desde hace siglos pusieron los pilares del trabajo que hoy estamos desarrollando”.