Leo en La Región, de Ourense : "Los autónomos se hunden y el empleo público llega a su máximo en 10 años...". ¡Qué bien!...

¿Qué decís vosotros?. Vendrá otra ola tras esta que ahora comienza a bajar... ¿La sexta y última?, se preguntan los de La Voz de Galicia.  Las ganas de poner fin a la pandemia se extienden por Europa. Dinamarca eliminó toda restricción. Suecia lo decretará la próxima semana. Reino Unido lo hizo con la variante delta y ahora vuelve a intentarlo. Los franceses empezarán a salir ya a cara descubierta y, en España... Los expertos creen que se acerca el momento. Esta mañana, la ministra canaria ha dicho que para el martes oficializan ya lo de permitir ir sin mascarilla por las calles españolas. 

Lo que faltaba. El eucalipto tiene su virus. Empezó en el País Vasco y ha llegado hasta la Costa da Morte. El hongo «Mycosphaerella», en sus nueve variantes, está afectando a los eucaliptos del norte de España, dejando sin hojas los árboles. Esto frena su crecimiento y su aprovechamiento maderero. En la zona lucense de A Mariña no es un problema nuevo, pero con los veranos cada vez más húmedos y calurosos, el bichito ahora está en su salsa y se propaga más y más...

En España, el precio de los carburantes supera su récord histórico casi una década después- Ya en Portugal es mejor ni hablar, tras el pequeño amago de un ligero descenso después de haber subido una burrada, andan otra vez por las nubes los precios y bastante más caros que en España. ¡Otra alegría, pues!

A parroquia de Cordeiro, en Valga (Pontevedra) recuperou esta semana unha das tradicións máis populares, a Procesión dos Lacóns, que despois de dous anos -afectada pola pandemia- volveu a percorrer as aldeas desta parroquia. 
Foi precisamente outra epidemia, a que afectou ao gando no século XIX, a que orixinou esta procesión. Os veciños comezaron a facer ofrendas aos santos coa crenza de que axudarían a frear o problema. Dende entón, cada 2 de febreiro, mulleres da parroquia encabezan o percorrido entre a capela de Vilar e a igrexa de Cordeiro, portando cestas con patas de porco (lacóns) e seguidas por imaxes de San Antonio, San Roque e San Paio.
En total foron case catro quilómetros de ruta ata chegar á igrexa parroquial de Santa Comba. Alí a procesión deu unha volta completa ao templo antes de acceder ao interior cos tres santos e as ofrendas. 
Concello de Valga)