Bateeiros, cofradías, consellería, reuniones y... sigue el lío de la mexilla

La Xunta de Galicia y las cofradías reiteran su voluntad de diálogo y de retomar las mesas de trabajo con el sector bateeiro en la busca de una explotación sostenible de la mexilla

La titular de Mar subraya que las negociaciones en este ámbito comenzaron en 2020 y que tanto el Ejecutivo gallego como las federaciones de cofradías mantuvieron en todo momento su máxima predisposición para conseguir una solución de consenso



Las partes se mostraron dispuestas a analizar tanto las zonas en las que está restringida la extracción de semilla de mejillón como las dificultades que encuentran los bateeiros para obtenerla al tiempo que recordaron que están sobre la mesa opciones como mantener abierta la recogida de mexilla todo el año o el aumento de las cuerdas colectoras, entre otras

El Ejecutivo gallego trabaja ya en el diseño de una legislación de consenso que permita actualizar la orden de recogida vigente, del año 2000, con el objetivo de velar por el control y la trazabilidad del recurso y digitalizar todos los procesos


La conselleira del Mar, Rosa Quintana, mantuvo hoy un encuentro con los presidentes de las federaciones gallega y provinciales de cofradías de pescadores en el que constataron la voluntad de las dos partes de mantener el diálogo con el sector bateeiro con el objetivo de conseguir un acuerdo que garantice la explotación sostenible tanto del percebe como de la mexilla. De hecho, tanto la Xunta como las cofradías mostraron su máxima predisposición a retomar las mesas de trabajo con los productores de mejillón para revisar las zonas en las que está restringida la extracción de semilla y las dificultades que se encuentran los bateeiros para obtener mexilla.
Rosa Quintana recordó que la Consellería del Mar inició los trabajos en este ámbito ya en 2020 y que, desde entonces, ni el Ejecutivo gallego ni las federaciones de cofradías dieron por finalizado el diálogo con los bateeiros sino que apostaron en todo momento por conseguir una solución de consenso.
“A los problemas hay que buscarles solución en una mesa de diálogo y tenemos la oportunidad de acreditar una vez más delante de todos que en Galicia sabemos hacer las cosas bien y realizamos una explotación sostenible de todos los recursos”, destacó la titular de Mar. “Entendemos que los bateeiros precisan mexilla para sus bateas, pero también que los percebeiros necesitan que la explotación de los dos recursos se realice de la mejor manera posible”, añadió.
En esta línea, las partes analizaron las propuestas realizadas por las cofradías con el objetivo de avanzar en este ámbito al tiempo que las federaciones recordaron que los bateeiros también tienen encima de la mesa alternativas para abastecerse de semilla como ampliar la extracción a todo el año, aumentar el número de cuerdas colectoras o la creación de hatcheries para la producción de cría, entre otras posibilidades.

Este encuentro con las federaciones de cofradías de pescadores de Galicia se produce solo un día después de que la directora general de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnológica, Mercedes Rodríguez, y el subdirector general de Guardacostas, Lino Sexto, mantuvieran una reunión con representantes del sector bateeiro para trabajar en el diseño de la nueva orden que regulará en el futuro la extracción de semilla de mejillón en bancos naturales.
La finalidad de esa mesa de trabajo es actualizar la regulación ahora vigente -que data del año 2000- con el objetivo de velar por la trazabilidad y el control en la extracción del recurso así como impulsar la digitalización de todos los procesos. Estas mejoras permitirán ofrecer las máximas garantías a todos los agentes implicados y garantizarán una explotación sostenible en beneficio tanto del recurso como del propio sector productor.
La Xunta ve necesario introducir en la regulación de la actividad los avances tecnológicos registrados en los últimos años para hacer un seguimiento de la actividad ágil y sencillo que permita un análisis continuado de la situación del recurso y facilite una adecuada gestión. Al mismo tiempo también se pretenden incorporar medidas de flexibilidad como la posibilidad de extraer mejilla todo el año, lo que facilitaría la labor del sector.