Los combustibles por las nubes, con la disculpa de Rusia y la Guerra. No encaja del todo. Porque ya hace años, cuando el barril del petróleo estaba incluso más caro que ahora, el precio por litro de gasolina y gasóleo era inferior, incluso notablemente, al disparate actual. De manera que... a otro perro con ese hueso. Nos roban, pero no nos engañan...

Y habrá que tomárselo con humor, como hacen los hermanos portugueses : "O Vinho do Cartaxo está mais barato do que a gasolina, portanto : beba, não conduza"...

El caso es que la Guerra continua. La de los muertos y desgraciados a miles y miles en Ucrania. Luego hay la otra guerra, la económica, que ahí encajan burradas como las de los precios de los combustibles y de la luz (que esta ya llevaba j... antes de estallar la Guerra de los muertos). O sea que, hay demasiado gato encerrado en todo esto, como para que nos chupemos el dedo, piensan muchos en la calle.

Y cabría exigir a los gobernantes de los diferentes países, otra competencia, otro hacer y procurar soluciones eficaces a lo que, enmarañado con la Guerra por medio, se está cociendo y huele tan mal... No hay razones, al margen la Guerra en Ucrania, para que ciertos desmadres económicos se produzcan. Hablen con Maduro, con el hermano moro de las Arabias, con el lucero del alba si es preciso, pero solucionen esto, que en pleno siglo XXI no entra en cabeza de nadie que la Humanidad haya de soportar padecimientos y angustias económicas que -sinceramente- no se justifican porque un tipo majareta instalado en Moscú haya decidido destruir un país vecino.

Una cosa es la Guerra (que hay que parar como sea), otra cosa es el pifostio económico en el que nos han metido ya desde hace algún tiempo (las energías eléctricas, sin ir más lejos) y que ahora algunos pretenden acrecentar y agravar con la disculpa de la Guerra de Putín y otros individuos hijos de puta.