"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Hoy y siempre : ¡NO A LA GUERRA!

NO A LA GUERRA

Emocionado me tienen a mí esas gentes de Galicia que se han subido a una caravana, a una furgoneta, a un turismo… y se fueron a la frontera de Polonia con Ucrania para llevar ayuda humanitaria y traer a Galicia a las familias ucranianas que han pasado entre nosotros muchos veranos, tras la catástrofe de Chernóbil. Los niños ya son mayores, pero hay otros niños que son sus hijos y vienen con sus abuelos. Ninguno de ellos se merece presenciar las escenas de horror que asolan a su país por culpa de un dictador ruso que cada vez se parece más a Hitler, aunque el presuma de ser un caudillo leninista. Putin es un asesino nazi y como el Mundo no ponga freno a sus ambiciones imperialistas, lo tendremos a la puerta de casa. Tan cierto como que hoy ya sufrimos las consecuencias de esta invasión. Por cierto, felicidades al pequeño concello de San Xoan de Río, en Ourense. Su alcalde ofrece un albergue y un colegio con sus maestros, incluso un restaurante, para acoger hasta cincuenta niños. Toda ayuda es buena.

Sigue la guerra. Las bombas caen desde un cielo negro sobre todas las ciudades y no hay corredores humanitarios, como dice Putin. Los que abrieron los rusos conducen a Rusia y los ucranianos solo quieren alejarse de quienes intentan robarles la patria asesinando a todos cuantos se opongan. Putin dijo esta mañana: “Ucrania será rusa por la guerra o por la negociación”. Ningún ucraniano sigue esa senda supuestamente libre de tanques y soldados y la negociación es un paripé que intenta disfrazar la invasión de un ejército infinitamente mas poderoso que el de quienes defienden sus hogares y el futuro de sus hijos.

Hoy tengo un recado para las chicas guerreras de Podemos. A ver si aprendéis a pronunciar la palabra solidaridad y os dejáis de hacer politiquilla de facultad. Hace tiempo que desapareció la Unión Soviética y cuando eso ocurrió los marxistas dejaron de serlo. Decía Mijail Gorvachov, el mejor presidente que tuvo la Federación Rusa, que “si Karl Marx viviese en este siglo tampoco él sería marxista”. Mandar armas a Ucrania es lo menos que podemos hacer ya que nadie quiere que estalle esa horrible guerra mundial con la que hemos tenido nuestras pesadillas los que vivimos la segunda.

Y una pregunta para el presidente de China: ¿Qué tipo de mediación le está ofreciendo usted a los ucranianos? ¿La del sometimiento al caudillo que encarcela a los que se manifiestan en contra de la invasión en las calles de las ciudades rusas, que es el mismo que silenció a los periodistas rusos y a los corresponsales extranjeros? Señor Jinping, si usted no se aliara con el loco del Kremlin y cortara toda relación con Rusia, la Muerte no se pasearía a su antojo por las calles de las principales ciudades ucranianas y usted, a sus 68 años, podría conciliar el sueño al no sentirse cómplice de los asesinos. Debería usted leer el parte del duodécimo día de guerra.

TAMBIÉN PAGAMOS ESA GUERRA

Cuando la vicepresidenta de un gobierno te dice que se avecinan tiempos difíciles es que te está preparando para lo que viene, que no es otra cosa que las consecuencias económicas que sufriremos todos los españoles por culpa del puto Putin y su guerra asesina. Nadia Calviño, la responsable de los asuntos económicos del gobierno español, ha reconocido que la invasión rusa de Ucrania…

—- Puede suponer una ralentización de la recuperación en España. Impactará en el cuadro macroeconómico que presentaremos en abril.

Calviño, sin embargo, nos tranquila al afirmar que, pese a la guerra, “el PIB seguirá creciendo y se seguirá creando empleo”.

Por lo de pronto hoy, pásmate, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista está marcando el récord histórico al subir un 23’15%, situando el megavatio hora en 544’98 euros, por culpa del alza en el precio del gas natural. Todo el mundo le echa la culpa al impacto de la invasión de Ucrania en los precios. El dato es el que facilitaba esta misma mañana el Operador del Mercado Ibérico de Energía.

No es por desconfiar, pero me da que esta guerra va a ser utilizada por empresas e intermediarios para hacerse mas ricos de lo que son, porque ayer he ido yo al super y el mismo pedido de la semana pasada me costó 20 euros más. Es la cruda realidad de mi modesta economía.   

XERARDO RODRÍGUEZ, director de Galicia Única