Una historia de sabor agridulce con la solidaridad del Braga por bandera

Isachenko, su hermana y su madre, en los jardines centrales de la ciudad de Braga, este lunes

El chaval juega en las categorías inferiores del Braga desde hace meses. Antes lo hacía en el Dínamo de Kiev hasta que el Sporting de Braga, que llevaba un año siguiéndole, le convenció el pasado verano para firmar por el cuadro arsenalista. Pasaron unos meses. Y estalló la guerra. El chaval, cercano a los 18 años, pidió al club portugués que hiciesen todo lo posible para sacar de Ucrania a su madre y su hermana. Y el Braga se volcó hasta lograrlo. El día 13 pasado, como acreditan estas imàgenes de las redes sociales del Sporting de Braga, el ucraniano que juega como guardameta en las categorías inferiores del cuadro bracarense, su madre y su hermana, se podían reunir por fin en la ciudad de los arzobispos, donde van a vivir en próximo tiempo juntos. Porque el SC Braga va a dar empleo en la estructura del sector de deportes minoritarios, a la madre; va a colocar en una escuela integrada, a la hermana; y va a seguir cuidando de que el prometedor guardameta siga escalando peldaños en las formaciones de la Cantera, al tiempo que le facilita estudios para complementar su formación. Una bella historia que hoy el Braga ha dado a conocer...