O Bloque, el ferrocarril de proximidad y la grave problemática del tren en Galicia

No somos sospechosos y tenemos autoridad moral para decir lo que decimos : llevamos mucho tiempo (muchos años ya) preocupándonos y denunciando la situación de deterioro de los servicios ferroviarios en Galicia... 

Los del Bloque, capitaneados en el asunto por el diputado Nestor Rego, volvieron hoy a la carga en su reciente campaña reclamando un ferrocarril gallego y un ferrocarril de proximidad. La campaña es loable, no les falta razón, pero llega tarde... ya está viciado el sistema, ya se avanzó demasiado en la destrucción del llamado ferrocarril convencional. Pero es de agradecer que Rego y cía se preocupen por reivindicar el ferrocarril de proximidad, como ellos dicen.

El problema del ferrocarril en Galicia es complejo. Y lo curioso del caso, es que aún se estaría a tiempo de salvar, cuando menos, algunas situaciones que -eso sí- de dejarse ir por el camino actual supondrá la destrucción definitiva, que -vete tu a saber- a lo mejor es lo que algunos pretenden.

Centrar el ferrocarril en solamente trenes AVE que enlacen Galicia con Madrid, mas algunos servicios rápidos en la fachada atlántica entre A Coruña y Vigo, es un mal presente y un pésimo futuro para este transporte en Galicia.

Por contra, la rehabilitación a conciencia de líneas como Ferrol-A Coruña, Betanzos-Lugo, Lugo-Monforte-Ourense, Guillarei-Ourense, Vigo-Frontera con Portugal, Monforte-Ponferrada... sería tarea a acometer, instalando en segmentos de las mismas, servicios de cercanías adecuados, con recuperación de estaciones y apeaderos -como en varios casos y con razón demanda O Bloque-.

Pero ni Adif -en la recuperación y mejora de las vías- y ni mucho menos Renfe... parecen estar por la labor que un transporte no contaminante y con futuro sustentable -como el tren- reclama. Pero aunque fuese un plan a varios años vista, no sería nunca despreciable realizar el esfuerzo de recuperación del tren convencional que la Sociedad demanda.

No vale decir... es que no hay clientela para ello. Si no hay trenes, si se suprimen paulatinamente, si no hay servicios... no se puede decir que no hay usuarios. Hay que ofrecer, hay que promover un transporte adecuado de este tipo, para luego poder cosechar los frutos de un uso cada vez mayor del mismo.

Se han hecho muchas burradas con el ferrocarril gallego. Desmantelar la vía del tren que partía de la antigua estación de Urzáiz, en el corazón de Vigo y que llegaba a Redondela vía Chapela... para hacer ahí una vía de paseo y bicicletas, en vez de aprovecharla y reconvertir eso en una línea de metro de superficie que uniese la nueva estación de Vigo-Urzáiz con zonas tan populosas como Travesía de Vigo, Chapela, Rande, Redondela, Arcade.... es uno de los monumentos a la incompetencia que se han ido construyendo desde la torpeza de los poderes públicos. Vale ese ejemplo pero hay muchos otros a lo largo de Galicia, hasta conformar el actual panorama, desolador casi, si nos ceñimos a un planteamiento de tren de cercanías como el que O Bloque demanda.

Ha tardado O Bloque en reclamar algo que es necesario. Ha tardado y mucho, mientras los otros partidos -peor- andan mirando para otro lado, en esto del tren convencional y de cercanías. Clase política que o llega tarde, o no llega... Y el ciudadano de a pie, no el de larga distancia, sino el de usar el tren para ir al trabajo, a las compras, al médico, al pueblo de al lado... reconducido a la fuerza a subirse al coche de línea, como decían los antíguos.