"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Sobre la Sanidad Pública

 

SOBRE LA SANIDAD PÚBLICA

José tiene 92 años y está tan rufo que camina todos los días después de comer y va a los bailes del hogar del pensionista, donde tiene pareja fija con la que intercambia regalos el “Día de los Enamorados”.

— Mire, señoriño… ¡O caso é ter saúde! Tendo saúde pódese facer todo…

Esta es la frase favorita de los gallegos que han llegado al otoño de la vida y la que a mí me hace pensar en lo agraciados que somos, en algunos aspectos. Porque, efectivamente, la salud es lo que importa. Por eso el sistema sanitario debe de ser una de las grandes prioridades del gobierno del país, responsable del SERGAS o Servicio Galego de Saúde.

Incluso en esta época de pandemia, en lo que se refiere a la sanidad pública, Galicia está a la altura y aún por encima, según dicen los expertos y la demoscopia, de algunos de los estados más desarrollados del mundo, cuyo objetivo es implantar un método similar al gallego y al español. Es decir, todos piensan en un modelo que permita a cualquier ciudadano acceder a la sanidad gratuita… Sin la pretensión de establecer comparaciones, bastaría comprobar cómo en todo el continente americano, y en buena parte del europeo, la sanidad se basa en seguros médicos que dan acceso a una atención privada, que solo pueden alcanzar los más favorecidos. Seguros que, por otra parte, también aquí están implantados.

Pero, el sistema sanitario gallego es público y aún en la peor época, sigue estando altamente valorado según las últimas encuestas. Esas mismas investigaciones, es verdad, demuestran algunas carencias con respecto a medios y a especialistas, de las que se derivan las protestadas listas de espera para las operaciones y consultas no urgentes. Pero también destacan que las insuficiencias estructurales las suple con entusiasmo y mucha eficacia un gran plantel médico y su personal auxiliar.

En materia sanitaria siempre harán falta más medios; pero si chequeamos el actual sistema gallego hemos de convenir que, a pesar de todo, goza de buena salud. Y conforme soy crítico con la gestión política de los últimos tiempos, justo es que destaques la importancia que tiene para la sociedad la acción pública bien hecha. Lo que no sé es el mérito de los políticos en asunto tan vital. Eso lo sabrán los sanitarios, nuestros superhéroes.   

XERARDO RODRÍGUEZ, director de "GALICIA ÚNICA"