"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

El penoso "camello" Vigo-Porto y las escandalosas relaciones ferroviarias España-Portugal

Siguen pasando las semanas, los meses, ya los años y... nadie mueve un dedo, ni en España, ni en Galicia, ni en Portugal, ni en el Norte de Portugal, para acabar de una vez y por todas con el tren camello impresentable que hace la línea Porto-Vigo a diario... sustituyéndolo por un tren más decente, más cómodo y hasta algo más rápido, como podría ser una composición eléctrica. Nadie mueve un dedo, estamos a punto de entrar en el Verano y todo sigue igual... Es incalificable el estado de cosas al que ha llegado la relación ferroviaria entre España y Portugal, en este caso Galicia-Norte de Portugal tan necesitadas de un buen servicio... ¿Vamos a estar esperando así, años, hasta que dentro de 10 o 12, cuando se haga la Salida Sur de Vigo -si se hace para entonces- no les quede ya más remedio que sustituir el Camello dichoso...?.
Como nada sucede, como nadie mueve un dedo, reproducimos el texto que escribimos el pasado mes de marzo, porque sigue de actualidad plena, aunque estemos ya en la segunda quincena de mayo...

Estación del nudo ferroviario de Nine (Famalicão) donde se cruzan cada mañana, como vemos en la foto, el "camello" amarillo procedente de Vigo con destino Porto y el tren Inter-regional procedente de Figueira da Foz y Coimbra con destino a Valença do Minho. Lamentablemente, la falta de "sintonía" entre la CP y la Renfe y, también, entre los gestores ferroviarios (Infraestructuras de Portugal y Adif) de Portugal y España, impide ahora mismo que un tren más confortable y tipo "Expresso", como el que vemos a la izquierda pueda llegar hasta Vigo. Es más, hay a diario un Intercity que hace Valença do Minho - Lisboa a primera hora de la mañana... y que en vez de salir de Valença podía estar saliendo todos los días de Vigo y regresando cada noche... No se mueve ni un solitario dedo para lograr algo que sería para todos enormemente beneficioso... Es un escándalo, una vergüenza y un pisoteo de los derechos de una ciudadanía que se dice "europea"... ¡Vayan a tomar el pelo a otros, cuando hablan de Eurorregiones, entidades interpaíses, iniciativas europeas en pro del ferrocarril, etc. etc. etc.!

Al director de la acreditada revista en video semanal, "Mundo Náutica" (de cuyas ediciones nos hacemos eco todas las semanas en RBTRIBUNA), le dio por dedicar un día reciente, a desplazarse desde Vigo a la ciudad de Porto, para pasar el día, pasear, comer bien, disfrutar... 

Sabiendo de la oferta existente actualmente, de hacer el trayecto en tren por poco más de cinco euros en cada sentido del viaje (ida y vuelta, el doble de dinero, obviamente), no se lo pensó dos veces, convocó a su mujer y a un amigo... y allá se fueron los tres, dejando el coche en casa, al valorar que el tren permite ir de centro a centro de cada ciudad y te evitas parkings, atascos... y aunque tardes claramente más en el viaje, compensa, sobre todo si no llueve, como era el caso.

Nuestro amigo iba advertido por nosotros de que el llamado "tren Celta" deja mucho que desear. A la vuelta del viaje de ir y venir en la misma jornada y disfrutar las horas centrales del día en la Cidade Invicta, el director de "Mundo Náutica" tuvo a bien enviarnos el siguiente telegrama-resumen vía e-mail...

Hola, Eiroa :
Mi experiencia del viaje a Porto en breve resumen sería esta que sigue.
Lo peor, la unidad ferroviaria, el material que emplean para prestar el servicio del llamado Tren Celta... Hace honor a su nombre... Austero, viejo, ruidoso, retretes atascados, sospechosas "explosiones" del motor-gasoil... Diésel que habría que retirarlo ya por la huella del carbono. Los asientos se mueven y vas bailando todo el camino, como en una coctelera... Luego, a la vuelta, desorden en la estación de Porto-Campanhá, donde hasta justo a la hora de salida no apareció el tren…y sería -además- en otra vía que no era la habitual que emplea... lo que le hizo demorar la salida, llegando luego muy tarde a su llegada. Vamos un puñetero desastre. Eso sí : 11 € ida y vuelta parece barato... pero pagas lo que vale, ni más ni menos. No es ninguna ganga así.
Por el resto, vale la pena siempre ir a Porto, es una hermosa ciudad que siempre me sorprende agradablemente, llena de gente y de turistas… 
Es una pena esto del viaje Vigo-Porto en ferrocarril, pues en un tren algo más moderno, ya sería otra cosa.
Por tanto…Voy a organizar un “Change” (una petición de firmas para ver si logramos la renovación de la unidad ferroviaria que utilizan como el Tren Celta) a través del página www.change.org y hacerlas llegar a los organismos oportunos (Renfe, Comboios de Portugal, Xunta, Concello y Eje Atlántico). 
En fin...
Se me ocurre responder al amigo, ya mismo : 
Pues qué quieres que te diga, amigo José. Estoy seguro que firmar ahí, en el Change.org, estaremos dispuestos a firmar bastantes... pero mucho me temo que tenemos todavía mucho tiempo para aguantar al "camello" ese a gasoil que presta el servicio del "tren Celta"... Es decir, no nos van a hacer ni caso. 
Renfe y Comboios de Portugal mantienen (?) un diálogo para sordos ya hace tiempo. Y no hay voluntad de mejorar este servicio, por mucho que hipócritamente, de vez en cuando, pongan unos cuantos billetes -no todos- en cada tren, a 5 euros y pico... Más les valía cobrar 10 por trayecto y tener un tren decente.
Pero como te digo, el diálogo está roto y lo que es peor, los Ministerios de los respectivos países, que mandan en las compañías ferroviarias estatales, no hacen nada por obligar a estas a entrar en razón y tender puentes y colaboración efectiva entre ambas. Es más : aquellos trenes nocturnos entre Madrid y Lisboa y entre Lisboa y Hendaya, que tan buen servicio público prestaban, han desaparecido... con la disculpa de la pandemia, los quitaron. Y no solo no los han devuelto, es que no hay el más mínimo interés en que vuelvan. Y por si acaso algún político obligase a ello, Renfe ya se ha encargado de liquidar los coches de viajeros y camas que los componían, incluso para transformarlos en otra cosa, para que no puedan ser afectos de nuevo a servicio de este tipo internacional alguno... 
¿Quieres más? : actualmente, para ir de Lisboa a Madrid, capitales de dos Estados, o de Madrid a Lisboa, hay que coger un mínimo de tres trenes! (uno de ellos una automotora de fabricación yugoslava, reconvertida-regenerada hace pocos años en unos talleres portugueses) y emplear 11 horas de viaje... Esto ya fue objeto de un escandaloso reportaje en un magazine dominical de la Prensa portuguesa... En ningún lugar de Europa pasa esto. De manera que corres el riesgo que te digan que, viendo lo de Madrid-Extremadura-Alentejo-Lisboa, lo de Norte de Portugal (Porto) - Galicia (Vigo) casi es una maravilla (?)...
Mi consejo, querido Pepe, es que ni te molestes en organizar nada en el Change ese... porque, además, a Renfe, Comboios, Xunta, Concello... las firmas les traerán sin cuidado. Todos ellos ya saben la porquería de servicio que tenemos. Y... ¿mueven un dedo para acabar con esto?. No, claramenrte no. Yo mismo me he cansado de denunciarlo, una y mil veces aquí, en Internet. Claro, tu te escandalizas porque no conocías el invento del "camello" a gasoil. Yo ya lo usé unas cuantas veces y... la indignación hace tiempo que no me aflora por parte alguna. Ya he hecho callo...
Un abrazo, amigo.
EUGÉNIO EIROA

Un tren como este que ven en la foto, un Intercidades portugués, com coches de viajeros de primera y segunda clase, wifi y coche-cafetería... podía estar todos los días haciendo un servicio de ida y vuelta entre Vigo-Valença-Viana do Castelo-Nine- Famalicão-Porto-Aveiro-Coimbra-Lisboa. ¿Qué oscuros intereses hay y por parte de quien para que esté pasando el tiempo, más de un año ya, y siga sin moverse un dedo para que un servicio tan interesante pueda ponerse en funcionamiento...?
(Fotos : Araújo Maceira)