La Xunta señala a dedo a las Diputaciones para que no pasen de la prevención de los incendios forestales

La Xunta de Galicia reitera su llamada a las diputaciones gallegas para que se impliquen en la prevención de incendios forestales como ya hace la de Ourense

José González señaló que por parte de la Consellería se le pidió repetidamente colaboración a las cuatro diputaciones y que solo respondió a esta demanda la de Ourense y preguntó al grupo socialista se va a pedir a los entes provinciales en los que gobierna que se impliquen en este trabajo

Reafirmó la apuesta de la Xunta por replantear las brigadas municipales antiincendios impulsando su profesionalización y el incremento de su tiempo de trabajo, con un mecanismo de selección uniforme a nivel autonómico y con un tiempo de contratación mínimo de seis meses

Puso como ejemplo de colaboración interadministrativa el convenio de gestión de biomasa cerca de las viviendas, con el que ya se gestionó más del 66% de la superficie de las franjas de protección de 115 ayuntamientos


El conselleiro del Medio Rural, José González, reiteró en el Parlamento su llamamiento a las diputaciones gallegas para que se impliquen en la financiación de las tareas de prevención de incendios forestales. Advirtió de nuevo, en respuesta a una pregunta en el pleno de la Cámara, que la única entidad provincial que respondió a esta llamada en los dos últimos años fue la de Ourense.

Así, el conselleiro afirmó que desde el año 2017 la Xunta financió el trabajo de 91 tractores para la realización de este tipo de tareas y que solo en el 2021 apoyó la incorporación de 31 tractores. En estos casos, explicó González, se pidió por parte de la Consellería de Medio Rural a las cuatro diputaciones gallegas su cooperación para la financiación de estas labores mediante repetidas comunicaciones tanto por carta como por correo electrónico y mismo públicamente. Sin embargo, segundo indicó el conselleiro, solo respondió la estas peticiones a entidad provincial ourensana, que financió el 50% del coste del despliegue de los tractores en los dos últimos años.

En esta línea, el conselleiro señaló que, conforme a las recomendaciones de los expertos, el impulso la estas tareas preventivas “requiere necesariamente de la implicación financiera de las diputaciones provinciales”, pero lamentó que la cooperación y la comunicación con algunas de estas entidades provinciales “hasta ahora tuvo un carácter fundamentalmente unilateral” y reclamó que todas las administraciones con competencias en este ámbito tengan la voluntad de colaborar. En este sentido, José González preguntó al grupo socialista se va a pedir a las diputaciones en las que gobierna que se impliquen en este trabajo.

En su intervención, el conselleiro trasladó la apuesta de la Xunta por “replantear” las brigadas municipales integradas en su dispositivo, y explicó que el Gobierno gallego impulsa un dispositivo autonómico que se tiene que complementar con unas nuevas cuadrillas municipales, algo que se contemplará en la futura Ley de lucha integral contra los incendios forestales y que responde también a las recomendaciones de los expertos. Así, según González, estos equipos tendrán como objetivo la vigilancia y la prevención junto con el apoyo al dispositivo autonómico en cuestiones de logística y de colaboración en la liquidación de fuegos estabilizados y controlados, así como en la extinción de incendios de baja intensidad. Añadió que serán unas brigadas municipales profesionalizadas, con un mecanismo de selección uniforme a nivel autonómico y con un tiempo de contratación mínimo de seis meses.

En relación con los convenios con los ayuntamientos, el conselleiro aclaró que contemplan actuaciones como la movilización de motobombas, la realización de tratamientos preventivos mecanizados y la conformación de las propias brigadas. Señaló además que durante el año 2021 fueron firmados acuerdos con 261 entidades locales, por importe de más de 10,5 millones de euros. En todo caso, el conselleiro matizó que el sistema gallego de lucha integral contra los incendios forestales debe basarse en una estructura profesionalizada, que tiene que contar con base territorial, integrada bajo el mando único de la Xunta. De hecho, añadió, el propio grupo de expertos de apoyo a la comisión del Parlamento de Galicia sobre Incendios Forestales de julio de 2019 incidía en que la estructura principal del dispositivo de incendios debe estar compuesta por personal propio de la Consellería de Medio Rural, con la formación y preparación adecuada en todo momento.

Además, José González insistió en que la Xunta hace prevención todo el año y de manera transversal, a través de sus diferentes líneas estratégicas de trabajo. Así, remarcó que se hace prevención a través de la Ley de recuperación de la tierra agraria, por medio del plan de implantación de pastos de Galicia o en las directrices del Plan Forestal de Galicia.

En relación con la cooperación entre administraciones, el conselleiro puso como ejemplo el convenio firmado por la Xunta, la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) y Seaga para el establecimiento de un sistema público de gestión de la biomasa cerca de las viviendas. Recordó, en este sentido, que al amparo de este acuerdo ya se completó la comprobación de la práctica totalidad de las fajas secundarias (próximas a núcleos habitados) de 115 ayuntamientos gallegos, inspeccionando cerca de 60.000 hectáreas.

González añadió que se llevan generadas alrededor de 70.000 notificaciones y publicaciones en diarios oficiales para advertir los propietarios sobre sus deberes en relación con la limpieza de estos predios. A mayores, el titular de Medio Rural destacó que gracias a este convenio ya se entregaron por parte de la Consellería un total de 242 planes municipales antiincendios a otros tantos ayuntamientos y que de ellos ya están aprobados 164.