"Ou vai, ou racha". Núñez Feijóo : cuando llegó su hora...

“No vengo a insultar, vengo a ganar”. “Mientras nos toque estar en la oposición, haremos lo posible para que a España le vaya mejor". “Estamos aquí para ofrecer fiabilidad, madurez, sentido de Estado y un rumbo claro”. “Es muy fácil encontrarnos. Estamos en la Constitución, en el interés general, en el sentido de Estado. Ahí siempre nos localizarán”. “Tenemos que sacar la política española del enfrentamiento. De la hipérbole permanente. Mi proyecto es un proyecto de entendimiento”. “Que nadie cuente conmigo para participar de este entretenimiento infantil en el que ha degenerado la política española”...

Esas frases son de Núñez Feijóo, convertido ahora en el mascarón de proa de la nave estatal del Partido Popular. Se acabó su tiempo en Galicia y el PP gallego. Saltó con el coche en marcha y se subió al carricoche que Génova le ofreció... le toca arreglar y convertir el carricoche al que se ha subido, primero en algo digno; después, algo que le permita ganar -o intentar ganar- unas elecciones en España.

¿Y Galicia qué?. Galicia, nada; Galicia queda en stand-by a la espera de que... quien manda ahora en el PP en España, designe a su sucesor y se muevan los hilos para que el nombramiento lo sea con una supuesta unanimidad del partido en Galicia. ¿Quien?. Rueda será. Y si Rueda no es, entonces será toda una sorpresa.

El fin de semana queda atrás, ahora, con el retorno este domingo de las huestes populares tras el congreso de Sevilla. Tienen ahora capitán-general nuevo. Será la gloria para Núñez Feijóo o su entierro político para siempre. No va a haber término medio. Como dicen los hermanos portugueses : "ou vai, ou racha". No hay otra.