Pese a las chapuzas de descuentos, los peajes de la AP-9 gallega siguen siendo escandalosos

El director de la Agencia Gallega de Infraestructuras, Francisco Menéndez, intervino hoy en la Comisión 2ª del Parlamento de Galicia.


La Xunta recuerda que los peajes de la AP-9 fueron las que más subieron de España en este año y pide que se destinen a la AP-53 el dinero no aprovechado de las bonificaciones.


Francisco Menéndez señala que el Gobierno de España dejó sin gastar 38 M€ de los 55 M€ de inversión prevista para los descuentos de la AP-9 en los Presupuestos Generales del Estado para 2021



Lamenta que el Ministerio de Transportes rechace aplicar bonificaciones en la conexión Santiago-Ourense, pese a que el estudio realizado por la Xunta indica que serían suficiente 3,2 M€ para implantar las mismas bonificaciones que en la AP-9

La Xunta subraya que los peajes de la AP-9 fueron las que más subieron este año en España y pide que se destinen a la AP-53 el dinero que no se están aprovechando de las bonificaciones previstas para la Autopista del Atlántico.

El director de la Agencia Gallega de Infraestructuras, Francisco *Menéndez, detalló en la Comisión 2ª del Parlamento que el Gobierno de España dejó sin gastar 38 M€ de los 55 M€ de inversión prevista para los descuentos de la AP-9 en los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

A pesar de eso, lamentó, el Ministerio de Transportes rechaza aplicar bonificaciones en la conexión Santiago-Ourense, pese la que el estudio realizado por la Xunta indica que serían suficiente 3,2 M€ para implantar las mismas bonificaciones que en la AP-9.

Informó de que la AP-9, tras la bonificación en los peajes, registra un coste medio por kilómetro de 6,12 céntimos, frente a las autopistas autonómicas, con 5,67 y los peajes de la AP-9 continuaron aumentando este año.

Así, el director de la Agencia Gallega de Infraestructuras citó la Orden ministerial que establecía que “a partir de 1 de enero, a las actuales tarifas de las autopistas dependientes del Estado, si les aplicará un incremento del 1,97%”. No obstante, este texto aclaraba que “excepcionalmente, en cumplimiento de normas específicas, en la autopista AP-9, las tarifas se incrementarán en un 2,99%”.

Manifestó la inquietud de la Xunta ante esta situación de agravio, pues además de ser la AP-9 la autopista que más sube, esto es debido al sistema de amortización que aprobó el ministro socialista José Blanco para la ampliación del tramo de Rande y Santiago, que supone un negocio financiero para la concesionaria.

Además, explicó que a pesar de las bonificaciones aplicadas, los últimos datos publicados por el Ministerio de Transportes indican que la AP-9, en octubre de 2021, en comparación con el año anterior, fue la segunda, de 20 concesiones de peaje, que menos tráfico recuperó.

Eso supone, añadió, que en las travesías de las carreteras convencionales que captan tráfico que evita los peajes de la AP-9, no se notó el efecto de las bonificaciones, por lo que no se consiguió el efecto buscado de mejora de la seguridad viaria.

La Xunta evaluó vías como la AC-164 para el trecho A Coruña-Ferrol, la AC-523 para Coruña-Santiago; o la PO-531 para Curro-Pontevedra, no habiendo efectos significativos de merma del tráfico y de vehículos pesados.

También calificó de decepcionante el empleo de los recursos presupuestarios de los que disponía el Gobierno central, pues puntualizó que la liquidación de la aplicación de la compensación de todo el 2021, desde julio que se implantó hasta diciembre, fue de casi 17 M€, cuando constaban 54,93 M€: 50 M€ para bonificaciones; 1,53 M€ para la gratuidad Vigo-Redondela, que no es gratis; y 3,4 M€ para supresión de la subida anual acumulativa del 1%, que aumentó igualmente.

Recordó que la Xunta había formulado una propuesta para aplicar en la AP-9 los recursos que estaban reservados en los Presupuestos del Estado. Se trataba de una iniciativa más apropiada para Galicia, con mayores bonificaciones para vehículos pesados, pero el Gobierno central, a pesar de comprometerse a consensuar con la Xunta las medidas, no lo hizo.

AP-53, sin bonificaciones

Además de esta situación en la AP-9, el director lamentó que la autopista que une Santiago de Compostela y Alto de Santo Domingo (AP-53) sea la más cara de Galicia, al alcanzar los 7,77 céntimos de promedio por kilómetro.

Remarcó que la AP-53 es la única autopista sin ningún tipo de bonificación aplicada. Recordó que el Gobierno Gallego le trasladó al Ministerio de Transportes un estudio del coste de aplicar las mismos descuentos de la AP-9, lo que supondría algo más de 3,2M€, una aportación asumible al aprovechar las partidas no ejecutadas de la bonificación de la AP-9.

Sin embargo, lamentó que el Gobierno central había indicado el 2 de marzo en el Congreso que “por el momento, no está previsto el establecimiento de bonificaciones a los peajes en la autopista AP-53, Santiago de Compostela-Alto de Santo Domingo".