No se llamen ustedes a engaño : Vigo no desea -ni deseó- un tranvía o un metro ligero...

Lo del colega Currás...

En el día final de mayo, en Vigo, hemos leído al colega Currás hablando en su altavoz del "Faro" a partir del llamativo titular del "Adiós al deseado tranvía o metro ligero en la ciudad". Que el reportero complementa con este subtítulo : "Tras veinte años de proyectos frustrados, Vigo descarta un transporte que se sigue extendiendo por ciudades similares o incluso menores en población". Y casi no hace falta leer más, porque título y ante-título ya lo dicen todo... absolutamente todo por triste y funesto que sea el asunto.

La inutilidad e incompetencia -al respecto de este asunto- que los gobernantes que Vigo han tenido -salvo don Carlos G. Príncipe que inspiró un anteproyecto o borrador con tres líneas iniciales- para impulsar y lograr un sistema de transporte de moderno tranvía o metro de superficie ya es una historia vieja. Y frustrante. Porque los alcaldes y alcaldesa no solo no han movido un dedo a favor del asunto, es que -en algún caso- se han encargado -como el actual equipo- de eliminar las posibilidades que ofrecían ciertos lugares por donde necesariamente hacer discurrir la vía de un tranvía... 

Es evidente, que en vez de eliminar el boulevard o zona central en la cuesta de la Gran Vía - El Corte Inglés, por ejemplo, colocando ahí los tenderetes de la escalera mecánica -que ahora amenazan con llevar también por la vertiente que cae hacia As Travesas-... es evidente que por ahí una línea de tranvía que partiese de la estación ferroviaria, sería algo útil y excelente para la ciudad y sus habitantes. Máxime si esa línea siguiese luego por la zona de Coia hasta las playas; y desde ahí, por Orillamar, se abriese camino hasta Teis... 

Pero no, para Vigo es mejor los tenderetes de las costosas escaleras mecánicas, los carriles para bicicletas que inutilicen la posibilidad de aquella línea de Orillamar y hasta Teis; y ya no digamos, el desastre de transformar la vieja y abandonada línea del tren desde Urzáiz a Chapela en otro corredor de bicicletas y atletas... cuando podía allí, tras irse Renfe, aprovecharse aquellas vías y montar un metro de superficie que uniese el corazón de Vigo-Urzáiz con Redondela e incluso la playa de Cesantes, haciendo paradas en zonas tan populosas como Travesía de Vigo, Teis, A Riouxa, Chapela, Rande, Redondela -de arriba y de abajo- y Cesantes...

No hubo, no hay, visión alguna de futuro. Instalados en un presente de constante populismo, no hay, no hubo, capacidad alguna para proyectar y desarrollar un transporte tan poco contaminante, tan sustentable, como el de un tranvía o un metro de superficie...

Y ahora, viene don Víctor P. Currás a contarnos la historia del "Adiós al deseado tranvía o metro ligero en la ciudad". 

Querido don Víctor : lo suyo, muy interesante, no es sino un funeral con tres curas para el tranvía-metro que Vigo pudo tener y... los diversos dirigentes municipales se encargaron de enterrar. Hace ya tiempo que enterraron ese sistema de transporte del que usted habla para esta ciudad llamada Vigo. Y como bien dice la señora Caride, "han cambiado muchas cosas desde 2005", elegante modo de decir que ellos, con las escaleritas mecánicas y los carriles de Orillamar ya se encargaron de echar la última paletada de tierra sobre el cadaleito que albergaban el anteproyecto que don Carlos Príncipe y don José Cuiña dejaron plasmado hace ya tantos años...

Eso sí, la señora Caride viene a decir que ¡hombre!, si acaso, cuando el tren de viajeros salga -sabe Dios que día- de Vigo-Guixar se podría plantear usar esas vías, para colocar por allí un tranvía... siempre que sea compatible con el tràfico de mercantes por la misma infraestructura ferroviaria.  ¡Por amor de Dios... deje de tomarnos el pelo, señora Caride!. Fueron ustedes, los que ahora gobiernan la ciudad, los que enterraron la posibilidad de aprovechar la vía que iba de Urzáiz a Chapela -como antes referimos- cuando Renfe la dejó libre... facilitando el convertir eso en esas "vías verdes" tan demagógicas que hoy en día cada dos por tres se instalan. Fueron ustedes los que teniendo la gran oportunidad de, al menos, tener por muy poco dinero -pues se aprovechaban las vías existentes-, una línea de metro o tranvía, que uniese Vigo con Redondela con múltiples paradas -y en cuyo sostenimiento y financiación inicial podrían entrar la Xunta e incluso el Ministerio- ... fueron ustedes los que enterraron eso y... ahora, para quedar bien, le dice al chico este del "Faro" que la única posibilidad sería en el futuro lo de Guixar, siempre y cuando...

Mientras tanto, los de la Voz de Galicia han hecho ya sus famosas encuestas pronosticando el futuro y les dan que dentro de un año, sin el menor problema, don Abel y la señora Caride podrán seguir gobernando Vigo con la mayoría absoluta que ahora mismo también tienen. Es decir, la mayoría de los posibles votantes están muy a gusto con lo que el actual personal gobernante hace y deshace. 

Cabe por tanto entender que Vigo no desea -ni deseó- un tranvía o un metro ligero. Porque si lo desease, no permitiría tanta ineficacia, tanta incompetencia al respecto; y mucho menos que se destruyesen las posibilidades de tenerlo, colocándose en los lugares por donde necesitaría discurrir, las obras, escaleras y adornos cara a la galería que -por lo visto- se entienden mucho más necesarios que una red de transporte público sustentable y no contaminante.

Tranvía, metro... no habrá. Pero recuerde : ¡Felices en Vigo con los Campeonatos de Playas!, que traducido quiere también decir : es curioso cómo una mayoría de vigueses prefiere conciertos de pop, lucecitas, noria gigante ...fiestas, escaleras mecánicas y miradores... a tener vivienda social o un transporte público de calidad, entre otras cosas que se nos antojan como fundamentales.