rbtribuna by Eugénio Eiroa

Lo de Europa y su política pesquera -no demasiado racional- tiene tela. Cada año, cada poco tiempo, tocan la corneta y... se llevan algo por delante. Lo de ahora, no es ninguna broma precisamente. Y es que está ahí ya, como quien dice, el 9 de octubre, fecha fijada por Europa -los que en ella mandan- para que las flotas de fondo de varios países europeos dejen de faenar en 87 zonas de aguas comunitarias. La Comisión prohibirá operar en un total de 16.000 kilómetros cuadrados correspondientes a caladeros de España, Portugal, Francia e Irlanda. 

Para curarse en salud, los que mandan en materia pesquera en Europa -que de Pesca suelen saber lo justo- dicen que ñ¡la decisión se basa en estudios medioambientales -que las gentes del sector entiende que al parecer son poco rigurosos y no ha tenido en cuenta las consecuencias económicas y sociales-. 

Eso sí, los ecologistas al uso ya han dado vivas a la Comisión Europa, están a favor, de que las tripulaciones de cientos de barcos, medio millar de ellos españoles (200 nada menos que gallegos), tengan que dedicarse, tal vez, a otra cosa en el tiempo futuro. 

¿Se puede recurrir a los tribunales de Justicia?. Sí, pero ya sabes... Lento es el asunto. El Tribunal de Estrasburgo es un último recurso.