rbtribuna. 

Es sábado. Visto y revisto el mapa y pronóstico del Tiempo ("ciencia exacta de lo que pasó y una simple aproximación a lo que podría pasar", como decía el inolvidable Manuel Onís Ocaña) decidimos dar un paseo terrestre con vistas a lo marítimo "por las playas de Vigo"... Porque el pronóstico decía -incluso el "hora a hora"- que por la mañana no llovería; que ya sería a partir de las 15 horas cuando llegase el frente lluvioso y ventoso... No acertaron estos(as) buenos(as) muchachos(as) del Tiempo.

Siendo eso así, hacer fotos se torna un calvario, por el temor a mojar las máquinas. El día no está para lucimiento alguno, oscuro a más no poder y... hay que usar máquina de rompe y rasga para evitar riesgos. Es salir del coche, tomar unas fotos, cinco minutos y ya pinga otra vez... vuelta al coche y vuelta a empezar. Es un día de temporal, incluso en la ría de Vigo, de esos días feos, feos... pero también es bueno ver qué aspecto tienen estos lugares en aquellos días, como este sábado, en que casi nadie por aquí pasea, salvo cuatro aventureros, dos deportistas y tres despistados...

En la viguesa zona de samil, en el mismo gran paseo sobre la mermada playa, casi al ladito ya del agua, las vistas en un sábado tan gris y lluvioso, tan atemporalado, eran este sábado de octubre estas...

La ría de Vigo, ya desde la zona de "La Fuente"...

El paseo enorme de Samil... desde su inicio

Mojado paseo...

Aún así, con algunos clientes...

Una mañana para quedarse en casa...

Las islas Cies al fondo, delante, estorbando, el "mamarracho" de Toralla...

Entre los apartamentos "Fox" y cía mas el "mamotreto" edificio en la isla de Toralla... ¡qué desastre!

La desembocadura del Lagares, en el extremo de Samil

Los cielos producían increíbles colores en el agua del Mar...

Aquí, justo aquí, en el paseo de Samil, te das cuenta del desastre que fue lo de Toralla...

Aún hay valientes para un sábado como este dispuestos a desafiar lluvia y viento...

Los hombres dicen para definir un día así : ¡qué día de perros...!. Los perros probablemente dirán respeto a un día así : ¡qué día de hombres...!

Es lo que hay cuando sale un día como este, en fin de semana : ¡ajo y agua...!

El galgo viste ya indumentaria de invierno...

Postal invernal... aunque frío no hacía.

Molesto viento...

El espectáculo de las olas...

Las rachas de viento se reflejan en el mar...

Paisaje espectacular, incluso en un día así...

A pesar de Toralla (su torre) contra la que tanto luchó, si viviese, al ver la foto, Leri hablaría de su "fabuloso Vigo", con el tantas veces proclamaba...

Isla para privilegiados, sin duda...

Perruchín espabilado...




Y allá, al fondo, Cangas...





RBTRIBUNA