Foto de la foto que hoy ocupa parte central de la portada del diario "La Razón". 

rbtribuna. 

A Feijóo no le va a ser nada fácil tomar el mando del país llamado España. Para muestra tuvo ayer un botón. Un paseo anoche por las redes sociales nos deja la imagen de docenas y docenas y docenas de francotiradores -interesados, evidentemente- disparándole a diestro y siniestro. Resucita, otra vez, la foto con el contrabandista y el repertorio habitual ya utilizado contra el. 
A Feijóo no le va a ser nada fácil tomar el mando del país llamado España. Porque al electorado -y aún falta hasta las elecciones- van a catequizarlo los Sánchez-boys como Feijóo tal vez no imaginaba. Y porque Sánchez, que no querrá soltar el sillón así como así, va a echar la casa por la ventana si menester fuere. 
Lo de menos es el debate de ayer en el Senado, en donde Feijóo mostró algunas limitaciones y donde Sánchez mostró que, a estas alturas, maneja ya muy bien todo el repertorio necesario para parecer lo que posiblemente no es. Lo de menos es el debate de ayer en el Senado.
Lo trascendente es que el país llamado España está partido en dos bloques, claramente diferenciados y distanciados... Y es ahí donde se está dando la batalla para ver quien toma el mando tras las próximas generales. 
No lo va a tener fácil Feijóo, todo lo contrario. Y veremos si es capaz de articular una mayoría que le permita gobernar en España. Falta hasta las generales mucho aún. Pero los que creen que Sánchez saldrá del poder porque no queda otra puede que estén vendiendo la piel del oso antes de cazarlo. Porque no es Sánchez, es Sánchez y todo lo que le rodea, que es mucho. Y en cuanto a Feijóo : es España, no es Galicia, lo que está en juego...