por Xerardo Rodríguez

LA SANIDAD HA IDO A PEOR

Anda uno de prueba en prueba, por la privada, para ver si lo arreglan de una vez. Si anduviera por la pública, tardaría al menos seis meses entre una y otra -las pruebas son tres-, lo cual quiere decir que, a huevos, tienes que gastarte lo que no tienes en salud, si quieres seguir viviendo tu vida de viejo. Porque no sé yo si resistiría año y medio de espera como me indica al SERGAS, paralelamente, esperando una consulta para que me den un diagnóstico…

Mis ángeles de la guarda me contaron el caso de un señor de A Baña que cuando le llamaron para hacerle una resonancia magnética ya se había muerto por culpa de un ictus. Lo grave es que este no es un caso aislado y después de la pandemia las cosas han ido a peor: las listas de espera se han multiplicado por cinco y la atención primaria la están literalmente escarallando, que tienen a todos los médicos de familia con la moral por los suelos.

El dato que hoy aparece en varios diarios digitales es para sublevar a todos los “doentes” del país: casi treinta mil gallegos tendrán que esperar seis meses para una primera consulta con un especialista y ya no sigamos por una operación.

Será una mentira, pero lo que parece, Sr. Rueda, es que ustedes están imitando a la Sra. Ayuso en Madrid, que está privatizándolo todo. Ustedes lo hacen con cinismo y eso es un pecado grave.