Xerardo RODRÍGUEZ 

LA PIEDRA LABRADA

Porque la piedra da rigidez a la idea de la nebulosa maternal de la Galicia más antigua. De piedra son los castros que habitaron los oestrymnios y los otros pueblos galaicos; y los celtas invasores. De piedra era el ara solis del Fin del Mundo; y los funerarios monumentos, megalitos y dólmenes del primitivo culto a la muerte.

Los caminos más antiguos eran también de piedra. Los bimilenarios que conducían a Roma, y los medievales, por donde llegaron gentes en busca del granítico paisaje que se extiende por calles y plazas de la ciudad más universal.

En la piedra está escrita la huella que recompone el relato de la historia… y en la piedra labrada hallamos los principios del pensamiento y de la cultura:

En la piedra de la muralla que circunda la ciudad más antigua; en la de los viejos monasterios y en la de los restos de las destruidas fortalezas; en la piedra de la catedral por cuyo entorno transita la diversidad; incluso en el pétreo varal magnífico, de brazos extendidos, al que llamamos cruceiro…

En Galicia, los paisajes de piedra nos descubren el secreto de la perfección conseguida por los arquitectos del pasado y el arte de los viejos maestros de la cantería, los que ponen ritmo a la belleza.

La piedra labrada es el germen de nuestro cosmos. Así que búscate el tuyo en la ciudad próxima.

RBTRIBUNA