RBTRIBUNA 
Fotografia : FCH2Rail

Mientras el Alemania están llegando a la conclusión de que los trenes de hidrógeno no serán una solución para descarbonizar el ferrocarril, porque sus costes se salen de madre... En España andan en pruebas con el tren de hidrógeno, como en una especie de si no lo constato por mi mismo, no lo creo...

En una primera evaluación, resulta que los trenes de hidrógeno han sido un fracaso en Alemania, los precedentes pñara lo que se ensaya ahora en España no son buenos. El estado alemán de Baden-Württemberg, que operó durante un tiempo una pequeña flota de trenes de hidrógeno en 16 rutas diferentes, concluyó a finales del año pasado que la iniciativa fue un completo fracaso debido a su elevado coste. «Ya no se considerarán en un futuro cercano por varias razones operativas y económicas. En una comparación directa, esta tecnología no pudo imponerse en ninguna de las rutas examinadas en Baden-Württemberg, debido a la infraestructura y las características operativas». De acuerdo con el ministro de transporte del estado, Winfried Hermann, los modelos de hidrógeno decepcionaron en un uso real debido al coste de la infraestructura de repostaje y a su baja eficiencia, resultando una opción mucho menos atractiva que los trenes eléctricos convencionales; así lo recoge el ForoCochesEléctricos.

Mientras, en España, el consorcio FCH2Rail (Fuel Cell Hybrid Power Pack for Rail Applications), en el que participan empresas españolas como Renfe, ADIF o CAF, ha realizado ya el primer viaje de un tren de hidrógeno en territorio hispano. El recorrido de prueba cubrió la línea Zaragoza-Canfranc, con el tren fotografiado a la llegada a Canfranc como vemos arriba. 
FCH2Rail busca desarrollar un tren capaz de combinar el suministro eléctrico de la red aérea con un sistema de alimentación formado por pilas de combustible y baterías. Esto permitiría sustituir a gran parte de los modelos diésel actualmente en circulación, como bien explicaba el especialista David Plaza.

En breve, esta experiencia piloto entrará en una nueva fase de pruebas en zonas de Aragón, Madrid y Galicia, en donde se podrá testar la tecnología híbrida del tren en una amplia variedad de condiciones geográficas y climáticas. 
RBTRIBUNA