26 años después...los Gobiernos de España y Portugal son incapaces de poner un tren eléctrico no contaminante entre Vigo y Porto

 

26 años después... el material que se emplea para prestar el servicio es el mismo : en vez del automotor azul de la CP, el ahora automotor "camello" de la Renfe alquilado y pintado de amarillo con los colores de la CP... exactamente el mismo burro con diferentes alforjas...

Lo de un tren digno entre Vigo y Porto es una historia muy vieja. Tan vieja como podrida y abandonada por la mayor parte de los alcaldes que Vigo y Porto han tenido... Ellos deberían haber sido siempre los primeros en presionar a los respectivos Gobiernos centrales para lograr que ambas ciudades tuviesen el servicio digno que merecen y no la porquería que tienen...

Lo de mejorar la vía y el material ferroviario a utilizar en el enlace entre Vigo y Porto -vamos a ser claritos y no olvidar, que en este país (España) hay gran facilidad para el olvido- viene de los tiempos en que eran alcaldes de Vigo y Porto, Carlos G. Príncipe y Fernando Gomes, respectivamente (los fundadores del Eixo Atlántico que luego otros escarallaron...).

Creo que era 1994 cuando en Moncloa, el entonces presidente del Gobierno, Felipe González, recibió a Carlos Príncipe y Fernando Gomes, quienes le expusieron las aspiraciones del Eixo Atlántico, la primordial entonces de renovar la vía y mejorar el tren que uniese las ciudades donde ambos eran alcaldes... 

1994-2022 : ¡ya ha llovido!. 26 años llevamos con este asunto y los Gobiernos de España y Portugal ni siquiera han sido capaces de poner un tren eléctrico no contaminante entre Vigo y Porto.

Aún un 12 de octubre posterior, en una cumbre en la ciudad de Porto, a la que asistieron Felipe González y Cavaco Silva, el duo Fernando Gomes-Carlos Príncipe se hizo presente, para pedir expresamente a los mandamases de ambos países ibéricos que comenzasen a dar pasos en favor de la solución ferroviaria que se pretendía...

Es evidente que tras Felipe González en España, Cavaco en Portugal, vinieron otros gobernantes a los que el asunto del tren Vigo-Porto, Porto-Vigo se la trajo floja. 

Pero no es menos cierto que tras Carlos Príncipe y Fernando Gomes, vinieron otros alcaldes(a) en ambas ciudades que no se destacaron precisamente por ser capaces de entrar en Moncloa o en São Bento y pedir, insistir, en lo planteado por Príncipe y Gomes... 

Y si no hay presión de los alcaldes, si estos por lo que sea no espabilan, no machacan una y otra vez... los ministerios, por si mismos, no mueven un dedo... miran para otro lado, para atender las demandas de otros alcaldes de otras zonas que sí viajan a Moncloa o São Bento para reclamar inversiones y no para solucionar cuestiones políticas personales o aceptar sin más las migajas que suelte el gobernante central...

Dicho de otro modo : desde aquel tiempo de 1994, ¿cuantas veces fueron conjuntamente a Moncloa y São Bento, alcaldes de Vigo y Porto, para presionar de verdad por el asunto del ferrocarril entre las dos ciudades...?. No hace falta responder. La evidencia responde por si sola...