"rbtribuna") Por el final de las absurdas fronteras (políticas, sociales, burocráticas, económicas...) que aún subsisten entre España (singularmente Galicia) y Portugal...y que tanto perjudican a la ciudadanía ibérica

Pascua) Regresó en Portugal "O Compasso Pascal" tras dos años prohibido por la pandemia


Fue este domingo, será también este lunes de Pascua. El llamado "Compasso Pascal", una tradición portuguesa secular, ha vuelto tras dos años en que, por la Pandemia, no pudo llevarse a cabo...

Lo vivimos en la tarde de este domingo, en una aldea portuguesa de lo más remoto, Portelo, sita en la carretera que une Puebla de Sanabria con Bragança. Allí, el tradicional grupo integrado por dos portadores de grandes luminarias, una persona que va tocando la campanilla, otra que porta el gran crucifijo y finalmente un representante del sacerdote titular de la zona -o el mismo sacerdote-, recorren caminos y van visitando todas las casas que previamente hayan manifestado sus propietarios el deseo de recibir la visita de este cortejo, para que se haga presente allí el Crucifijo de Cristo en la solemnidad de la Pascua.

El cortejo recorría los caminos, haciendo sonar la campanilla y visitando una a una las casas -practicamente todas las habitadas en la aldea de Portelo-. 
Los integrantes de la comitiva proclamaban mientras exhibían el gran crucifijo a las puertas de cada casa visitada :
Paz a esta casa e a todos os que nela habitam... O Senhor Ressuscitou! Aleluia!.
Cristo Ressuscitou! Aleluia!. Ressuscitou verdadeiramente! Aleluia!.
Santa Páscoa!
Muita Luz, bênçãos e graças do Ressuscitado!
Por Jesus Cristo Nosso Senhor...
Amém!.

O Compasso Pascal é uma tradição cristã portuguesa que consiste na visita casa a casa de uma paróquia (daqueles que a queiram receber) do Crucifixo de Cristo no dia de Páscoa ou nas datas seguintes para celebrar a Ressurreição.
Um pequeno grupo de paroquianos ou mordomos, com ou sem o seu pároco, liderados por um crucifixo que representa a presença de Jesus vivo, percorre várias casas de outros paroquianos que manifestem a sua vontade de receber a visita de Jesus Ressuscitado no dia de Páscoa. Em cada uma das casas, após uma bênção inicial, os habitantes da casa visitada beijam a cruz de Cristo como demonstração de adoração -no caso deste ano 2022, ainda que o Compasso Pascal regressou, não houve o tradicional beijo da cruz, por recomendação das autoridades sanitárias-
A esta tradição associaram-se diferentes formas de receber essa visita. Ela é vista como uma forma de confraternização dos membros da comunidade paroquial com a oferta de alimentos da quadra ou apenas uns minutos de repouso para o grupo itinerante. É também comum ser aproveitada para oferta de donativos pecuniários à paróquia.

El reportaje gráfico -hecho en la aldea de Portelo (zona de Bragança)- que sigue a continuación, es de ARAÚJO MACEIRA. Pueden utilizar alguna de esas imágenes, si lo precisan, pero -para poder hacerlo- obligatoriamente han de citar la autoría de ARAÚJO MACEIRA y la procedencia de RBTRIBUNA.

Mesa ya debidamente preparada, a las puertas de la casa, para recibir y agasajar a los integrantes del "Compasso Pascal" tras el ritual de su visita : vinho do Porto, pastas y dulces propios del domingo de Resurrección, una vela que es encendida al llegar los integrantes del cortejo, un sobre dirigido al sacerdote de la zona conteniendo un  donativo para la parroquia...

La aldea de Portelo, en la tarde de este domingo, carretera de Puebla de Sanabria a Bragança

"O Compasso Pascal" en acción por los caminos de la aldea de Portelo.

En ausencia del sacerdote titular de la parroquia fue un diácono quien portó el agua bendita y dio lectura a un formulario -en línea con lo antes descrito en el texto de esta información- . En la imagen, el cortejo a punto de llegar al domicilio al que corresponde la imagen bajo estas líneas...

El cortejo llega a la casa donde la vela ya está encendida sobre la mesa. Antes, por el camino, en la cercanía, han hecho sonar de modo muy acusado la campanilla que portaban...

Terminó el ritual, se formularon los deseos y se glorificó al Resucitado. Es el momento en que los dueños de la casa, ofrecen a los visitantes una copita de vinho do Porto y unos dulces tradicionales, propios del domingo de Resurrección...


Terminada la visita, los integrantes de la comitiva de "O Compasso Pascal" parten para visitar otra casa, mientras los ya visitados propietarios les despiden agradecidos y el perrillo fiel compañero de este matrimonio mayor contempla la escena... Portugal, abril de 2022 : volvió una de las tradiciones que tanto se echaban en falta tras los impedimentos derivados de la pandemia...
FOTOS : ARAÚJO MACEIRA / RB TRIBUNA